PUBLICIDAD

Asesinado joven en la vereda La Pedregosa

A Darwin Andrés Campos Cortés lo esperaron para asesinarlo en inmediaciones de los tanques de la vereda La Pedregosa, parte alta de La Gaviota. Sus victimarios le propinaron una puñalada certera.

Campos Cortés salió de su casa, ubicada a aproximados 10 minutos de los tanques de agua del acueducto comunitario rumbo hacia su trabajo. Cogió el camino y se despidió de sus vecinos que lo vieron crecer por estas tierras.

Una de las residentes le dijo, “Dios lo bendiga mijo y a los cinco minutos escuchamos la algarabía, y era que habían matado al muchacho”.

Debajo de un árbol de mango estaba el cuerpo de Darwin Andrés con una herida ocasionada con arma blanca en la parte izquierda de su pecho, cerca al corazón. Este murió de manera inmediata, mientras los homicidas escaparon.

Hasta allí llegaron unidades de criminalística de la Policía Metropolitana de Ibagué y agentes del CTI que se encargaron de la inspección del cadáver.

Darwin Andrés fue criado en el campo y según allegados, era un muchacho sano, no se metía con nadie por eso les dolió su muerte.

El viernes sobre las 7:30 a.m. iba hacia la ferretería donde laboraba haciendo flejes, pero sujetos le segaron su vida. Era el mayor de cinco hermanos y todos los sábados estudiaba en el colegio de La Gaviota, este año culminaba su bachillerato.

Sus restos mortales fueron llevados al Salón Comunal donde se lleva a cabo la velación y hoy serán las exequias.

Las autoridades indicaron que se trató de una riña por intolerancia. Sin embargo, en la localidad indicaron que había sido por un partido de fútbol que involucró a uno de sus hermanos. Otra versión, estaría relacionada con su novia; pero, los investigadores determinarán las verdaderas causas del crimen.

 

Cifra

18 años de edad, tenía Darwin Andrés Campos Cortés.

REDACCIÓN JUDICIAL

Comentarios