Murió funcionario de Usocoello baleado en medio de atraco

La inseguridad y el hampa cobraron la vida de un hombre trabajador en Espinal. Pese a que fue intervenido quirúrgicamente, el ciudadano falleció ayer al mediodía en un centro médico de Girardot.

Ni las plegarias, ni las manos de los profesionales de la salud lograron salvar la existencia de Luis Eduardo Ramírez Cardoso, vigilante de Usocoello, quien fue atacado a bala el pasado sábado cuando se dirigía a trabajar.

Ese día como de costumbre, Ramírez Cardoso salió de su morada a cumplir su turno, pero en la Variante El Tesoro, de la vía hacia Guamo, intentó ayudar a una mujer víctima de los ladrones.

“Eran dos personas que estaban atracando a una señora, no sabemos quiénes son, pero atentaron contra la vida de nuestro trabajador que se dirigía a la empresa a recibir su turno”, refirió Carlos Rojas, gerente de Usocoello.

Cardoso recibió varios impactos con arma de fuego que afectaron su riñón, colon, hígado y columna. Quedó en delicado estado de salud. Fue trasladado al hospital San Rafael, pero se puso grave y lo remitieron a Girardot.

Desde ese momento en Espinal repudiaron la falta de seguridad y pidieron tomar cartas en el asunto, pues horas después de dicho atentado otro hombre fue herido con revólver en la carrera 11 con calle Segunda.

EL NUEVO DÍA

Comentarios