Funcionario de la Personería, enviado a cárcel de Picaleña

SUMINISTRADA – EL NUEVO DÍA
A la cárcel de Picaleña fue enviado el funcionario de la Personería, Héctor Barragán Gutiérrez, señalado de abusar sexualmente de un menor de edad.

El sujeto de 42 años, auxiliar administrativo, fue imputado por la Fiscalía 17 seccional Caivas por los delitos de acceso carnal abusivo con menor de 14 años agravado en concurso homogéneo y sucesivo con el mismo delito.

Además de acto sexual con menor de 14 años agravado en concurso homogéneo y sucesivo con la misma conducta punible, acceso carnal violento agravado y suministro a menores de sustancias estupefacientes, delitos que no aceptó el detenido.

La audiencia preliminar se adelantó a puerta cerrada ante el Juzgado Quinto de control de garantías y los familiares del detenido reaccionaron de manera violenta ante la presencia de los medios de comunicación.

Un primo de la presunta víctima, que en la actualidad tiene 16 años de edad, denunció los abusos sexuales a los cuales presuntamente fue sometido el menor de edad desde los 13 años.

Y habría sido en mayo de 2017, durante una fiesta de 15 años, cuando al parecer Barragán Gutiérrez le puso algo en la bebida del menor de edad y en estado de indefensión, habría abusado sexualmente de él en una habitación de la vivienda donde se realizaba la celebración.

Los accesos carnales se repitieron, luego bajo la amenaza de un arma que el afectado pensó que era de fuego. Además, como el joven era cercano al hijo del servidor público, usaba a su pariente para ver al menor de edad, se reunían y se ganó la confianza hasta de la familia del denunciante. Cuando el menor se negó a las pretensiones del sujeto, Barragán Gutiérrez lo habría amenazado.

También se conoció que los familiares de la presunta víctima le encontraron marihuana entre sus pertenencias, motivo por el cual fue llevado a la EPS, donde inició un tratamiento por una posible adicción, allí contó lo que ocurría con el padre de su amigo.

Y, reveló, que incluso Barragán Gutiérrez le suministraba varios tipos de estupefacientes, hasta heroína, para sostener relaciones sexuales, las cuales habrían ocurrido en la casa del capturado en el barrio Miramar.

EL NUEVO DÍA

Comentarios