PUBLICIDAD

Con carta dental identifican a hombre hallado muerto y en descomposición

SUMINISTRADA – EL NUEVO DÍA
Sus seres queridos esperan que mañana les entreguen el cuerpo para darle el último adiós y de paso saber cómo murió, pues llevaban varios días sin saber de él.

Con la carta dental, los médicos forenses del Instituto de Medicina Legal lograron establecer la plena identidad del hombre que fue hallado muerto y en estado de descomposición el martes en un barranco del barrio Los Nogales, sur de Ibagué.

El 10 de agosto fue la última vez que la pareja sentimental de Ricardo González Mora lo vio.

Estaba tomando unas cervezas en un sitio cerca a su casa en el barrio Ricaurte - parte baja, luego de que al parecer sostuvieron una discusión. Desde ese momento sus allegados no volvieron a verlo.

Pasaban los días y la madre de González Mora al ver que no sabía nada de su hijo mandó a otras personas para que lo buscaran.

La esposa les indicó que él no estaba y que pensaba que andaba con ellos. Empezaron a rastrearlo por ‘cielo y tierra’ sin tener noticias, solo hasta que se acercaron al Instituto Forense, donde les dijeron que el pasado martes habían encontrado un cuerpo.

“Nos mostraron unas prendas, pantalonetas, medias, jean y camiseta que él tenía, yo se lo había regalado. El cuerpo no portaba tenis, entonces le dije a mis hermanos que fuéramos al sitio donde lo encontraron y a las 3 p.m. buscamos a la presidenta del barrio Los Nogales y la señora nos llevó al lugar porque a ella los vecinos le alertaron del olor fétido, nos mostró y estaba acordonado donde él cayó, y encontramos sus zapatillas”, refirió Jackeline González, pariente del difunto.

Aunque la familia no sabe las causas de la muerte de ‘Conde’ o ‘Babita’, como le decían de cariño, esperan que el lunes les den información al respecto, pero sobre todo, les entreguen los restos mortales de González Mora.

“Nos van a decir cómo murió, si fue que lo mataron o él se suicidó, nos dicen las causas porque hasta el momento no sabemos”, dijo González.

 

Relación

En varias ocasiones González Mora había discutido con su pareja sentimental, no era la primera vez que ‘partían cobijas’.

“Era una relación tóxica, peleaban y volvían, él estaba viviendo conmigo, pero me dijo ‘hermana yo me voy porque en el barrio me indicaron que si no volvía ella me podía denunciar por abandono de hogar’”, refirió la hermana.

Comerciante

Por más de 20 años Ricardo González Mora vendió pescado. Lo compraba en la plaza La 28 donde su familia tiene el popular puesto ‘Avena La Abuela’.

Recorría el sur de La Musical y vendía el pescado en un Renault Cuatro. Era el sexto hijo de 12 que tuvo la familia González Mora y dejó cuatro hijos, dos mujeres ‘hechas y derechas’ y dos menores de edad que procreó en su última relación.

REDACCIÓN JUDICIAL

Comentarios