PUBLICIDAD

Enviado a la cárcel por el homicidio de su tío

SUMINISTRADA – EL NUEVO DÍA
Yeison Adán Daza Trujillo fue enviado a la cárcel de Picaleña por el homicidio de su tío Carlos Alberto Daza, ocurrido en un local de la calle 14 entre carreras Tercera y Cuarta.

El detenido de 22 años de edad, no aceptó los cargos por homicidio agravado, por la situación de indefensión que le imputó el Fiscal 44 seccional del Grupo de Flagrancia. El detenido, quien trabaja vendiendo frutas en una carretilla, llegó hasta frente al local BeatySalon de la calle 14, número 3 - 57 del Centro.

Señaló el Fiscal 44 Seccional, que hacia las 2:30 de la tarde el detenido se encontró con Carmen, esposa de su tío Carlos, quien según un testigo, le dijo a Yeison y otro primo de él, que su tío los odiaba, además que la hija de ocho meses de edad del capturado, no era su hija. A los pocos minutos llegó Carlos, así que su sobrino le hizo el reclamo por su hija. El hoy occiso le contestó que no quería tener problemas, “hermanito, no tengo nada qué hablar con usted”, y sentenció que no le tenía miedo y sonrió. Esto, al parecer molestó a Yeison Adán, que agarró a puños a su tío.

El hombre mayor cogió un jarrón para defenderse. La pelea a puños se trasladó hasta el interior del local de cosméticos BeautySalon. Luego Yeison salió del sitió por un cuchillo de cacha de madera que tenía en su carretilla y regresó, así que Carlos le pegó con un jarrón en el lado derecho de la cabeza al muchacho. Es de recordar, que testigos en el lugar le contaron a esta redacción que en el establecimiento estaban solas las mujeres que no pudieron hacer nada, y observaron cuando Carlos corrió hacia las escaleras que conducían a un balcón central.

El hombre de 58 años, vendedor informal de plantas ornamentales y con más de 20 años de laborar en las calles de ‘La Musical’, intentó resguardarse para no ser herido con el cuchillo ‘mataganado’, con el cual su sobrino ya lo había lesionado entre el cuello y la espalda. Pero el joven ‘carretillero’ lo siguió y le propinó la herida mortal en el pecho y huyó del lugar. Luego Carlos salió tambaleándose, se sentó sobre el andén y se desmayó. Las mujeres, también vendedoras informales, lo auxiliaron y montaron a un taxi que lo llevó a la Clínica Tolima.

En el establecimiento comercial hay cámaras de seguridad que habrían grabado el momento del ataque, no obstante, durante la diligencia judicial ante el Juzgado del Valle de San Juan, el Fiscal encargado no señaló nada al respecto. Daza Trujillo corrió hacia la esquina de la calle 14 con una herida en la cabeza y fue alcanzado media cuadra después. El capturado, fue llevado a la Clínica Tolima y de allí trasladado hasta el Hospital San Francisco, donde le revisaron la herida en su cabeza y luego por una llamada telefónica se enteraron que su tío Carlos había fallecido.

EL NUEVO DÍA

Comentarios