PUBLICIDAD

Absuelta en segunda instancia empresaria acusada de extorsión

ARCHIVO - EL NUEVO DÍA
Claudia Marcela Torrado Peñaranda, una empresaria bogotana, había sido capturada el 7 de enero del 2015 por los delitos de extorsión agravada en modalidad de tentativa y violación de datos personales.

Sin embargo, en agosto del 2018 el Juzgado Quinto Penal del Circuito de Ibagué la absolvió en primera instancia. Finalmente, en julio del 2019, previa apelación de la contraparte, el Tribunal Superior de Ibagué confirmó la decisión absolutoria en segunda instancia, frente a la cual no existen más recursos.

Los hechos tienen que ver con una denuncia de extorsión contra persona indeterminada interpuesta por Walter Ríos Serrano, pensionado del Ejército Nacional, quien venía recibiendo llamadas amenzantes desde agosto del 2013.

En el desarrollo de la investigación Torrado Peñaranda fue vinculada al proceso por parte de la Fiscalía.

Según el fallo absolutorio del Juzgado Quinto Penal del Circuito de Ibagué, durante la investigación no se logró desvirtuar la presunción de inocencia de la procesada. “Ante el anterior panorama probatorio tan precario, difícil se hace la tarea de proferir un fallo de condena”, se lee en el fallo absolutorio.

Lea: --->Detienen a una mujer que extorsionaba a pensionado

En el mismo fallo se lee que "la Fiscalía General de la nación nunca acopió elementos materiales probatorios y evidencia física que desde el punto de vista objetivo, pudiera demostrar que los mensajes fueron enviados por la procesada".

Al tiempo que se le absolvía de los delitos mencionados, el mismo fallo ordenó compulsarle copias a Claudia Marcela Torrado Peñaranda por la presunta conducta punible de cohecho por dar u ofrecer.

Claudia Marcela Torrado Peñaranda se habría acercado al GAULA a pedir información sobre la ubicación Walter Ríos Serrano a cambio de favores del tipo de ascensos, configurándose el delito de cohecho por dar u ofrecer.

EL NUEVO DÍA

Comentarios