Incapacitada por el ataque de un canino

SUMINISTRADA – EL NUEVO DÍA
Incapacitada, sin poder caminar ni trabajar, permanece Gyssel Alejandra Pérez Ayala, porque la mascota de la hija de la dueña del apartamento donde vive la mordió en uno de sus pies.

La mujer denunció que ni la propietaria de la mascota ni las autoridades han tomado cartas en el asunto. Además, le pidieron la residencia donde está en arriendo en la carrera 45 sur número 135 - 135 casa 27 del barrio Picaleñita.

 

Caso

El 10 de agosto, Pérez Ayala se estaba en su morada junto a unos técnicos de la empresa Tigo, la misma donde labora pues estaban verificando el servicio, cuando ‘Luna’ una perra de raza ‘mestiza’ la atacó en su pierna: “Me mordió el pie izquierdo y no me quería soltar. Me fui para la Clínica Nuestra y de ahí me pasaron a Asotrauma porque era un accidente laboral.

“La dueña no responde y pusimos la denuncia en la Inspección Ambiental y una querella en la Fiscalía, pero a la fecha no ha pasado nada”, refirió la afectada. La denunciante fue intervenida quirúrgicamente: “El cirujano me dijo que la herida es delicada porque el perro rasgó los tejidos y tendones”, dijo.

Según la víctima, el caso pudo ser peor si hubiera tocado la vena, pues esto pudo generar que se desangrara y hasta hubiera perdido la vida.

 

Problema

Pero el caso no terminó ahí, pues según Pérez Ayala la arrendadora le “está pidiendo el apartamento y no se qué hacer. Tengo los pagos al día, no somos escandalosos, pero ella dice que es porque tenemos un ‘Pitbull’, pero nosotros lo sacamos con bozal, dice que es por los perros. Además viene al apartamento como a amedrentar a mi esposo, como para hacer presión para que nos vayamos”.

Gyssel Alejandra Pérez Ayala ahora no sabe qué hacer pues, según ella, el ataque de la mascota de la hija de la dueña del lugar que habita no tiene nada que ver con que esta le pida que desocupe lo más pronto posible.

EL NUEVO DÍA

Comentarios