Capturados 17 exinternos de Picaleña por extorsión

SUMINISTRADA - EL NUEVO DÍA
Al parecer, estos sujetos coordinaron extorsiones y recibieron dinero por más 500 millones de pesos entre 2012 y 2015, como producto del engaño a víctimas de todo el país.

Una banda que presuntamente gestionaba dineros al interior del Coiba de Picaleña, procedentes de la extorsión, fue desarticulada por la Fiscalía. En total, son 17 los señalados por el delito de concierto para delinquir agravado con fines de extorsión, en concurso con lavado de activos.

Luego de varios años de indagación, la Fiscalía pudo recopilar el material suficiente para ordenar la captura de 17 personas que presuntamente conformaron una organización delincuencial cuando permanecían recluidos en el patio 6 bloque Uno del Coiba de Picaleña, en el pabellón antiguo.

Andrés Ramón Suárez Palacio y Jhon Anderson Peña, serían los cabecillas o ‘Plumas’ de patio, los cuales administraban y repartían el dinero a los demás internos señalados de participar en la comisión del delito.

 

Capturados

De este modo, miembros del Gaula de la Policía capturaron en Ibagué y otras partes del país, a estas personas, las cuales fueron identificadas como: Andrés Ramón Suárez Palacio; Camilo Andrés Rojas Morales; William Guillermo Guzmán Arias; Andrés Mauricio Rodríguez Robayo; John Alexánder Mellizo; Diego Armando Bermúdez Bello; Angélica Galarza Montoya y Jhon Jairo Sierra.

Así mismo: David Mauricio Salavarrieta Gómez; Jacinto Ortega Gamboa; José Nilson Oviedo Trilleros; Edwin David Gómez Forero; Diego Mauricio Aguilar Ramírez; John González Pareja; Dany Alejandro Bedoya Acosta; Sergio Manuel Garcés Valencia y Jhon Fanon Salinas.

 

La ‘ficha clave’

María Ludivia Grisales, fue la persona que permitió hilar el modo de operación de la banda, toda vez que en una oportunidad recibió dinero de una víctima de extorsión y luego se lo habría entregado a uno de los ‘plumas’ del patio Seis.

Al parecer, personas cercanas a los detenidos ingresaban el dinero al Coiba escondiéndolo en la vagina y en el recto. La Fiscalía soportó el modus operandi a través de imágenes develadas ante el Juzgado Segundo de Garantías.

Los cabecillas de la organización tendrían un libro de contabilidad, en el cual llevaban las cuentas de los pagos que se les hacía a cada uno de los reclusos señalados de intervenir en las extorsiones para la época entre 2012 y 2015.

IBAGUÉ

Comentarios