A la cárcel por agredir a su excompañera sentimental

Las continuas agresiones y amenazas de las que fue víctima la expareja sentimental de Wilfor Andrey Prada Candia, más sus antecedentes penales, fueron los argumentos que acogió el Juzgado Octavo de Garantías para enviarlo a la Cárcel de Picaleña.

El sujeto fue detenido por servidores del CTI en vía pública del barrio Nueva Castilla frente a la supermanzana 8, manzana 1 casa 16, pues tenía una orden de captura emitida el pasado 25 de octubre por el Juzgado Séptimo de Garantías.

Prada Candia fue presentado ante el Juzgado de Garantías, donde por el procedimiento abreviado no aceptó los cargos por violencia intrafamiliar agravada. Señaló la delegada de la Fiscalía en audiencia, que el sujeto en dos oportunidades agredió a su excompañera sentimental, Érika Patricia Ortiz, con quien tiene dos hijos menores de edad y de la cual se separó hace un año. El primer hecho sucedió el 30 de septiembre del año anterior frente a la supermanzana 2 - manzana 1, casa 3 del barrio Nueva Castilla, cuando el sujeto le dio un puño en el rostro a la mujer y le causó lesiones en los ojos, tabique y le otorgaron 25 días de incapacidad.

Luego, el 20 de octubre del mismo año, llegó hasta la vivienda de la mujer en la manzana 24 casa 11 de la Ciudadela Simón Bolívar. Allí la fue a buscar y al no obtener respuesta, disparó en tres oportunidades a la puerta de entrada de la residencia.

Incluso, el sujeto contactó vía Messenger a la progenitora de su expareja, a quien le escribió que iba a matar a su hija, después se entregaría y alegaría “la ira e intenso dolor y la pagaba breve”. También le envió los datos para ubicar a su mamá en caso de que esto ocurriera.

 

Tenía prisión domiciliaria

Se conoció que en el momento en el cual ocurrieron los dos hechos, Prada Candia gozaba de la prisión domiciliaria por una condena de ocho años y ocho meses por el delito de homicidio, por hechos ocurridos el 17 de junio de 2012 en el sector de ‘Calle Caliente’ en el Centro, donde murió de una puñalada en el cuello Eliécer Sierra, alias ‘El Costeño’. El hombre, además, registra otras condenas por hurto calificado y tráfico de estupefacientes.

 

Cifra

9 años convivió la víctima con el detenido y de esa relación tienen dos hijos.

REDACCIÓN JUDICIAL

Comentarios