Un menor de edad murió por presunta negligencia médica

SUMINISTRADA - EL NUEVO DÍA
Hace apenas una semana que una familia del sur de la ciudad denunció un caso de negligencia en contra de su hijo de 11 años de edad que perdió la vida, y ahora, otra tragedia enluta a los familiares de Juan David.

Al parecer, por un nuevo caso de negligencia médica, otro menor de edad murió en Ibagué. Esta vez, la víctima fue Juan David Taborda Bernal, de 14 años de edad, quien según sus familiares, no fue atendido de manera oportuna en la Clínica Ibagué.

Olga Lucía Bernal, la madre del menor edad, contó la trágica historia que tuvieron que padecer con su hijo. “Él siempre fue un niño muy sano, pero el sábado anterior, salió a jugar un partido de fútbol y cuando llegó en las horas de la tarde, tenía un dolor en una pierna y una fiebre altísima. Le dimos pastas para intentar bajarle la temperatura, pero no funcionó”, señaló la mujer.

En vista de que no mejoraba, al día siguiente lo llevaron a la Clínica Ibagué y según su testimonio, “el doctor únicamente lo miró y dijo que era dengue lo que le estaba dando, que lo lleváramos para la casa y le diéramos acetaminofén”.

Sin embargo, señaló que no le tomaron exámenes de sangre ni de ningún otro tipo, y que en cambio, el profesional de la salud les dijo que lo volvieran a llevar en cuatro días para ver cómo seguía.

 

Nunca mejoró

Pese a seguir sus indicaciones, Juan David nunca tuvo mejoría, en cambio, las fiebres cada vez eran más altas, a tal punto que deliraba. El martes de la semana anterior empeoró y en brazos tuvieron que llevarlo otra vez hasta la clínica Ibagué, pero de nuevo les dijeron que debían esperar porque tenía síntomas de dengue.

 

Lea: --> Denuncian que niño de dos años con peligrosa bacteria fue remitido a Bogotá de forma tardía

“Ninguna de las veces que lo llevamos le hicieron exámenes, solo nos dijeron que le sacáramos una cita prioritaria porque eso era dengue y hasta que no se brotara no se podía hacer nada. Él siguió malito y yo dije ¡no más! Me lo llevé a las 5 a.m., del jueves para la clínica de Medicádiz. Cuando lo fui a bajar del taxi me tocó alzarlo porque él ya no caminaba”, agregó su mamá. Según la mujer, cuando la doctora de Medicádiz lo vio, le dijo que Juan David estaba muy mal porque tenía los ojos muy amarillos. Lo examinó, y les dijo que había que hospitalizarlo porque estaba muy grave y deshidratado. Ese mismo día lo tuvieron en observación y luego les informaron que había que subirlo a piso, poco después, que había que ingresarlo a Cuidados Intensivos.

“Luego salió un médico diciendo que había que intubarlo, ponerle un catéter y miles de cosas porque estaba grave”, agregó. Tras hacerle los procedimientos, le salió una remisión para una clínica pediátrica de Bogotá, pero un médico les dijo que no lo podían mover porque se moría por el camino por su estado.

Según la madre, les autorizaron una remisión para el Centro Médico Javeriano, pero mientras hacían los trámites para el traslado, el joven no aguantó y perdió la vida. El dictamen final que les dieron en Medicádiz, era que Juan David tenía una bacteria, pero no alcanzaron a determinar de qué era. Por esos hechos, sus familiares interpusieron una denuncia por negligencia médica en la Fiscalía, en contra de la Clínica Ibagué.

 

Apasionado por el fútbol

El sueño más grande de Juan David era conocer a James Rodríguez, según su mamá, quería llegar a las grandes ligas del fútbol y era muy buen estudiante. Era el menor de cinco hermanos y cursaba Décimo grado en el colegio Carlos Lleras Restrepo, donde siempre ocupaba los primeros lugares.

 

Pasado accidentado

En enero del año 2017, se registró el ataque de un perro pitbull al pequeño Juan David Taborda. El incidente ocurrió mientras jugaba fútbol en la cancha del barrio Álamos. Fue intervenido varias veces quirúrgicamente.

 

Dato

Las exequias se efectuarán hoy en la Iglesia de San Isidro del barrio El Salado. Su cuerpo será velado en el salón comunal del barrio Álamos.

REDACCIÓN JUDICIAL

Comentarios