¿Quién más se apunta para ayudar a Isabella?

Crédito: Suministrada / EL NUEVO DÍA María Isabella es la menor de tres hijas. Su madre tuvo que dejar de trabajar para dedicarse a ella durante el tratamiento.
Yenni Yohana Díaz Barragán completó cinco meses sin trabajar ni tener ingresos, ya que en ‘cuerpo y alma’ está dedicada a su ‘pequeña’ María Isabella, a quien el año pasado le diagnosticaron cáncer en una de sus costillas.
PUBLICIDAD

Aunque la mujer reconoce que la atención que le ha brindado Asmet Salud en el tratamiento de su hijita, ha sido buena, ella debe conseguir dinero para los pasajes y alimentación de ambas cuando van a citas y/o quimioterapias a Manizales o Pereira. Además, la mujer tiene otras dos hijas menores de edad por las cuales debe velar. 

Cirugía en marzo


Isabella ya ha pasado por cuatro quimioterapias y el próximo sábado será internada en un centro médico de la capital de Risaralda donde le extirparán tres costillas.
 
Pensando en el bienestar de su ‘retoño’, Yenni y una amiga, Luz Dary Montoya Salazar, emprendieron una campaña en pro de los gastos que implica el tratamiento de la niña y que la EPS no cubre. 

“Yo no puedo arriesgarme a que el tratamiento de la niña se retrase por fallos judiciales que las EPS no cumplen. Prefiero acudir a las personas solidarias. En días pasados, mi niña casi pierde las quimioterapias porque no teníamos para los pasajes”, dijo la madre.

Y continuó: “Pensando en los gastos que se aproximan, el sábado lideramos una donatón en el parque principal de Villahermosa y la gente fue demasiado generosa. Pusimos alcancías y urnas en diferentes lugares del pueblo y recolectamos cinco millones 104 mil pesos. Estoy muy agradecida”.

El diagnóstico


María Isabella sufrió un golpe en el colegio y debido al accidente le encontraron una masa maligna en una de sus costillas. A raíz de eso estuvo intubada porque le cayó agua en un pulmón. 

.


Difícil situación 

Antes de la enfermedad de la niña, Yenni Yohana Díaz trabajaba en una casa de familia de Villahermosa y en las tardes en un puesto de comidas rápidas. Por el tratamiento de la pequeña, renunció.


Donaciones 



Después de la cirugía, la niña estará varios días hospitalizada en Pereira y continuará con quimioterapias. Los ‘buenos corazones’ pueden contactar a la mamá al  322 393 12 82. 

REDACCIÓN JUDICIAL

Comentarios