Acusan formalmente al tesorero de la Asamblea por cobro de cheque

Crédito: JORGE CUÉLLAR - EL NUEVO DÍAJulio César Góngora, tesorero de la Asamblea.
El Juez Tercero Penal del Circuito de Ibagué negó por improcedente la prescripción del proceso que se adelanta en contra del tesorero de la Asamblea, Julio César Góngora, por el presunto cobro fraudulento de un cheque que debió ser anulado en 2011, pero que fue cobrado tres meses después.
PUBLICIDAD

Durante audiencia de formulación de acusación realizada en febrero pasado, el abogado de Góngora solicitó cambiar el objeto de dicha diligencia, para que el juzgado analizara la posibilidad de decretar la preclusión de la investigación, al considerar que para el momento que fue imputado el funcionario (12 de marzo de 2019), ya había prescrito la acción penal.

Por tratarse de un recursos novedoso, el juez anunció que estudiaría la solicitud y comunicaría su decisión en una próxima audiencia, la cual se cumplió ayer.

En su análisis, el togado determinó que en este caso no se cumplió el término previsto en la ley para la prescripción de la acción penal y, por lo tanto, no resultaba viable decretar la preclusión de la investigación. Al respecto, ninguno de los intervinientes presentó recurso de apelación.

Así las cosas, la Fiscalía acusó formalmente a Góngora, a quien se le endilga el delito de peculado culposo. La defensa del funcionario descubrió como elemento probatorio un fallo de la Procuraduría en el que resuelve un proceso que adelantó en contra de Góngora por los mismos hechos.

 

Lea: --> Contraloría formuló cargos a Tesorero de la Asamblea

Lea: --> Estancada investigación por robo y fraude con cheque de la Asamblea

La audiencia preparatoria de juicio oral quedó programada para el próximo 1 de junio, a las 8:30 a.m.

 

El caso

Los hechos se remontan al 13 de septiembre de 2011, cuando el entonces diputado Julián Fernando Gómez devolvió un cheque correspondiente al pago de la licencia de paternidad porque no existía el rubro presupuestal para dicho fin. Esto, mientras se clarificaba la forma de pago y se realizaba la pertinente consulta con la entidad de salud a la cual estaba afiliado el diputado.

Sin embargo, tres meses después, el 9 de diciembre de ese mismo año, el cheque por tres millones 124 mil pesos fue cobrado por un tercero, en medio de extrañas circunstancias y cuando ya no había servicio al público, en una sucursal bancaria de Bbva.

Y solo hasta enero de 2012, mientras se efectuaba la conciliación bancaria de la cuenta de la duma, la contadora de la corporación se percató de que el cheque había sido cobrado, ignorándose quién recibió esos dineros públicos.

Al notificar al banco, le informaron que el cheque efectivamente había sido pagado a una persona que lo presentó con la firma del diputado, comprobándose que había sido falsificada.

 

Dato

En este caso, según indicó el Juez de la República, el término prescriptivo no podía ser inferior a 90 meses. Y, al momento de formularse la imputación contra Góngora, habían transcurrido exactamente 87 meses y tres días.

EL NUEVO DÍA

Comentarios