Procuraduría destituyó e inhabilitó por 12 años a docente de Cajamarca señalado de acosar a sus alumnas

Crédito: ARCHIVO - EL NUEVO DÍAImagen de referencia.
La Procuraduría General de la Nación sancionó con destitución e inhabilidad general por el término de 12 años, al docente de aula grado 09 de la Institución Educativa Técnica Agroindustrial Cajamarca (Tolima) - sede Los Tunjos, Juan Evangelista Chala Urrego, por acosar sexualmente a sus alumnas de básica primaria.
PUBLICIDAD

El ente de control evidenció que valiéndose de su cargo, Chala Urrego acosó física y verbalmente, con fines sexuales no consentidos, a ocho estudiantes a quienes tocaba sus partes íntimas cuando se acercaban a su escritorio para saludarlo o mostrarle la tarea.

Comprobó que el disciplinado se dirigía a las niñas con expresiones como “mamacita rica”, “mi amor”, “mi vida”, “usted me tiene que dar algo”, “qué me va a dar” y las abrazaba abusivamente al interior de la institución educativa.

Con estos comportamientos el profesor “creó un ambiente hostil e intimidatorio para sus estudiantes, dejando de lado que, por su deber funcional, le competía desarrollar directamente los procesos de enseñanza-aprendizaje teniendo en cuenta la dignidad e integridad moral intelectual, emocional, social y afectiva de las niñas”.

Para el Ministerio Público el cargo desempeñado por el sancionado implicaba actuar con respeto y decoro en el ejercicio pedagógico, utilizando el cargo exclusivamente para cumplir labores formativas y de orientación estudiantil, sin transgredir la intimidad, libertad y otros derechos de las menores, quienes en su mayoría, no excedían los 7 años.

Entre las normas incumplidas la Procuraduría Regional del Tolima citó el artículo 210 del Código Penal que establece que incurre en acceso carnal o acto sexual abusivo con incapaz de resistir “(…) quien en beneficio suyo o de un tercero y valiéndose de su superioridad manifiesta o relaciones de autoridad (…) persiga, hostigue o asedie física o verbalmente, con fines sexuales no consentidos, a otra persona (…)”.

Por estos hechos, ocurridos entre los meses de enero y febrero de 2018, la Procuraduría Regional del Tolima calificó la falta del disciplinado como gravísima cometida a título de dolo.

Contra esta decisión de primera instancia el sancionado interpuso recurso de apelación ante la Procuraduría Delegada para la Vigilancia Administrativa y Judicial.

CON INFORMACIÓN DE PROCURADURÍA

Comentarios