La polémica despedida de ‘El Oso’

‘El Oso’ era investigado por los delitos de concierto para delinquir agravado, desplazamiento forzado y extorsión.
Crédito: SUMINISTRADA - EL NUEVO DÍA
El paso de Édgar Pérez Hernández, alias ‘El Oso’, por Ibagué, fue corto. Pocas horas después de arribar a ‘La Musical’ proveniente de una cárcel en Medellín, falleció al parecer por un paro cardiaco.
PUBLICIDAD

Su muerte causó revuelo en el país debido a la despedida que le hicieron sus allegados en Bello, Antioquia. Era el presunto líder de la banda ‘Niquía Camacol’, investigada por ser responsable del incremento en el número de homicidios en ese municipio antioqueño desde febrero de 2019. Todo sería resultado de un enfrentamiento entre dos bandas enemigas, la ‘Niquia Camacol’ y la de ‘Pachelly’.

 

Traslado y muerte

‘El Oso’ tenía 50 años de edad cuando fue trasladado el 5 de abril a la penitenciaría Coiba de Picaleña de Ibagué. Pese a que padecía diabetes, tenía antecedentes cardíacos y citas de revisión en Medellín, lo trajeron a la ciudad porque había un riesgo de fuga.

La remisión del Inpec fue efectuada vía terrestre, en un viaje que duró siete horas luego del cual llegó descompensado y al ser revisado en el área de sanidad, el interno estaba en riesgo de un infarto, según informó el diario El Colombiano.

Después de ese diagnóstico, Pérez Hernández fue trasladado al hospital Federico Lleras Acosta, donde falleció en la madrugada del lunes. De allí su cuerpo fue llevado al Instituto de Medicina Legal, donde fue entregado a sus familiares.

La caravana iba acompañada por una pancarta que decía: ‘Oso te amamos’. Tomada de Guardianes de Antioquia.

 

Despedida con disparos

El martes a través de las redes sociales se conocieron varios videos que mostraban una multitudinaria despedida, con la cual se violó la medida sanitaria de aislamiento decretada por el Gobierno nacional por la pandemia del Covid-19.

Una multitud en una caravana con pancartas y tiros de fusil al aire acompañó el ataúd de ‘El Oso’ en ese sector del Valle de Aburrá. La insólita situación fue denunciada por ciudadanos porque no hubo ninguna autoridad que interviniera.

En algunas grabaciones se observa la presencia de algunas motos de la Policía, que no intervienen en el sepelio. Según el comandante de la Policía en Antioquia, sí se impusieron 15 comparendos por violar el decreto sanitario de aislamiento e iniciarán una investigación para determinar quiénes patrocinaron el acompañamiento masivo, porque lo permitido son 10 personas máximo en un funeral.

 

Dato

Se iniciará una investigación para determinar quiénes patrocinaron el acompañamiento masivo, porque lo permitido son 10 personas.

IBAGUÉ

Comentarios