Menor baleado falleció y el adolescente que le disparó se entregó a las autoridades

Crédito: Archivo - EL NUEVO DÍALos dos jóvenes involucrados en la riña que terminó en tragedia residen en el barrio El Bosque.
Tras permanecer dos días en cuidados intensivos, el menor de 16 años identificado con las iniciales J.E.M.P. falleció en el hospital Federico Lleras Acosta, lugar al cual fue remitido luego de que recibiera un impacto de arma de fuego en la cabeza.
PUBLICIDAD

El menor resultó herido aparentemente en una riña, que sostuvo con otro joven de su misma edad en el barrio El Bosque – parte baja, sector La Invasión.

Al final, la pelea entre los dos adolescentes, que al parecer se habría originado por consumo de sustancias alucinógenas, dejó a uno sin vida y al otro aprehendido.

 

Una ‘pelea cazada’

El pasado miércoles, horas antes de que J.E.M.P. fuera herido con arma de fuego, el joven había sostenido una discusión con otro adolescente a quien apodan ‘Veneno’ y le habría propinado una herida con arma blanca.

El hecho al parecer llevó a que ‘Veneno’ minutos después regresara al sitio con el propósito de vengarse y accionó un arma de fuego en tres oportunidades contra J.E.M.P., y, uno de los proyectiles logró alcanzar la humanidad del muchacho.

Mediante labores investigativas las autoridades conocieron que antes de la discusión, ‘Veneno’, que ya está bajo custodia, había buscado a J.E.M.P. en su vivienda, pero no lo halló. Ambos jóvenes, presuntamente, días antes habían sostenido una discusión por el consumo de sustancias alucinógenas.

 

En custodia del Icbf

Según declaraciones del coronel Gabriel Bonilla, comandante de la Policía Metropolitana de Ibagué, el padre del menor señalado de haber propinado la herida mortal a J.E.M.P. presentó a su hijo ante el Instituto Colombiano del Bienestar Familiar (Icbf), donde permanece en custodia, mientras es llevado ante el sistema penal acusatorio para adolescentes.

Cabe resaltar, que desde el día que se registró el violento hecho las autoridades policiales, en cabeza de la Policía de Infancia y Adolescencia, adelantaron un cerco en el barrio para ubicar al presunto agresor, lo que habría incidido en su decisión de entregarse.

EL NUEVO DÍA

Comentarios