Sicario que asesinó a hombre en el Federico Lleras se equivocó de víctima

Crédito: Archivo Q'HUBO - EL NUEVO DÍA. Luis Eduardo Torres García tiene unos tatuajes por los cuales también fue identificado como el sicario. (Izq). José Rubén Arenas Delgado, conocido como ‘El Negrito Lucumí’. (Der)
En la lectura de fallo en contra de Luis Eduardo Torres García, alias ‘Chagui’ o ‘El Piojo’, por el crimen de José Rubén Arenas Delgado, apodado ‘El Negrito Lucumí’, se conoció que el sujeto se equivocó, pues su objetivo era alias ‘Leo Maleo’.
PUBLICIDAD

Torres García firmó un preacuerdo con la Fiscalía con el cual fue condenado por el Juzgado Sexto Penal del Circuito a 18 años y cuatro meses de prisión por los delitos de homicidio agravado y fabricación, tráfico o porte de armas de fuego.

Con relación al hecho, circuló un video en el que se ve al homicida cuando se hace pasar como un domiciliario. Luego, con casco de motocicleta llega hasta la portería del hospital Federico Lleras Acosta, sede La Francia, mira al hombre y le dispara. Los impactos en la cabeza le provocaron la muerte de manera inmediata a Arenas Delgado. El crimen ocurrió el 24 de abril de este año.

 

Las pesquisas

La Sijín de la Policía Metib estableció que Torres García había comprado la moto el 26 de febrero de este año por un millón 125 mil pesos. El día siguiente del homicidio, el 25 de abril, la Policía fue alertada y encontraron la moto en un parqueadero ubicado en el barrio Jardín parte baja.

Los policías escucharon el testimonio de una persona, que les contó que Torres García le había confesado que iba a hacer una ‘vuelta’, iba a matar a ‘Leo Maleo’ del barrio San José, homicidio por el cual iba a recibir un millón y medio de pesos. El día de los hechos, el hoy condenado recibió una llamada en la cual una persona le indicó que había visto a ‘Leo Maleo’ por los lados del hospital Federico Lleras Acosta.

El día siguiente del sicariato, ‘Chagui’ o ‘El Piojo’ se reunió con el mismo testigo con quien vio los videos del homicidio horas después de cometido el crimen. Entre lágrimas le confesó que había matado a la persona equivocada, además que tenía una herida en el brazo pues el día del ataque a bala un taxi lo arrolló. El Juez de Conocimiento en el fallo ordenó el comiso de la motocicleta usada por el sujeto.

Otras evidencias que recopilaron los investigadores fueron los videos de las cámaras de seguridad del sector y en los que se registra el recorrido del homicida, la forma de ejecución y posterior huida del lugar de los hechos.

 

¿Quién era el occiso?

José Rubén Arenas Delgado, conocido en el sector de la calle 24 como ‘El Negrito Lucumí’, por la pandemia del Covid-19 se había dedicado a vender tapabocas. El día de su muerte estaba frente al Hospital comercializando mascarillas cuando las balas segaron su vida.

Arenas Delgado estaba sentado en uno de los muros del centro asistencial el viernes 24 de abril, cuando hacia las 12:30 del mediodía, así lo registró la cámara de seguridad, llegó el sicario con un casco de moto en la cabeza. Miró y sin titubear, apuntó su arma de fuego y le disparó en dos oportunidades.

‘El Negrito Lucumí’ murió de manera instantánea ante la mirada atónita de varios testigos que poco pudieron hacer, pues temían por sus vidas. El sicario huyó en una moto negra, la cual tenía instalada la canasta para el servicio a domicilio.

 

La captura

Torres García, de 31 años, según reza en el fallo, es conocido por ser un joven conflictivo y consumidor de estupefacientes. Fue capturado por uniformados de la Sijín Metib el 10 de mayo en la carrera 36 sur con calle 18 del barrio Boquerón. La orden judicial fue emitida pocos días después del homicidio en la modalidad de ‘sicariato’.

 

¿Quién es ‘Leo Maleo’?

,

Leonardo Daniel Solarte Leal, alias ‘Leo Maleo’, en 2013 cobró relevancia al convertirse en un ‘mito de inseguridad’ para los habitantes del sur de Ibagué, pues en esa época su actuar generaba miedo.

Solarte Leal fue condenado a 11 años y cuatro meses de prisión por el delito de tráfico, fabricación o porte de arma de fuego de uso privativo de las Fuerzas Militares. El 6 de agosto de 2019 suscribió un acta de compromiso y salió con libertad condicional.

Alias ‘Leo Maleo’ regresó al barrio San José donde de nuevo estaría ‘calentando el ambiente’ y generando percepción de inseguridad.

EL NUEVO DÍA

Comentarios