Denuncian envenenamiento de mascotas en Ancón

Crédito: Foto suministrada - EL NUEVO DÍAEn los últimos días, según la comunidad, tres mascotas han sido envenenadas en la vereda.
Una familia residente en zona rural de Ibagué está de luto y con profunda tristeza porque personas malvadas mataron a dos miembros de su hogar, a dos de sus mascotas.
PUBLICIDAD

La primera víctima fue Sandy, una loba siberiana de menos de un año de edad. Murió el sábado. Era la ‘niña’ consentida de la casa porque la tenían desde recién nacida, además era la compañía de un niño.

“Tenía los dos ojos azules, era juguetona, cariñosa y hermosa como la mayoría de los perros de su raza. Ese día la encontramos en la parte de atrás de la finca muerta. Estaba convulsionando y botando baba. No pudimos hacer nada”, expresó su propietaria, que pidió la reserva de su identidad.

Cuando la familia apenas asimilaba la partida de la ‘peludita’, recibieron otro duro golpe. El martes, Simón, otro canino que los acompañaba desde hacía cinco años, llegó a la casa comiendo un pescuezo de pollo, minutos después presentó los mismos síntomas que Sandy y quedó tendido sobre el piso. Tampoco tuvieron tiempo de llevarlo al veterinario.

Según la familia, todos los días abrían la puerta de la finca y dejaban salir a los animales por un rato para que dieran una vuelta e hicieran sus necesidades fisiológicas.

“Estamos tristes y preocupados porque amamos los animales, tenemos otros cuatro perros y tememos que les pase algo. Necesitamos que las autoridades nos ayuden e investiguen ya que ninguna razón justifica que una persona mate a un animal”, reiteró la afectada.

La familia recordó que hace 15 días observaron un perro muerto en la carretera, pero pensaron que había fallecido y los dueños lo habían tirado allí. No obstante, tras el ataque  a sus dos mascotas, no descartan que el animal que vieron, también haya sido víctima de aquellas personas sin corazón.

 

EL NUEVO DÍA

Comentarios