Unidos en un solo dolor

Crédito: Suministradas / EL NUEVO DÍAEl lunes habría ocurrido el accidente que enluta a la familia Pinto. La alerta se activó en Honda y Venadillo.
Tras una intensa búsqueda de los organismos de socorro y las autoridades, fueron hallados los cuerpos sin vida de los jóvenes desaparecidos en aguas del río Magadalena, cuando practicaban deportes acuáticos en el sector de Piedras.
PUBLICIDAD

La familia Pinto aún no sale del desconcierto ante lo sucedido con dos de sus integrantes. Los primos Luis Carlos y Luis Eduardo Pinto disfrutaban de un paseo con sus seres queridos en el corregimiento de Guataquisito, en Piedras, pero en medio de la recreación entre las aguas del imponente Magdalena, fueron arrastrados por la traicionera corriente.

De inmediato, se activó la búsqueda de los muchachos de 19 y 22 años de edad, con la esperanza de recuperarlos con vida. Sin embargo, sus cadáveres fueron ubicados dos días después en distintos puntos.

 

Llamado a la prevención 

El cuerpo de Luis Eduardo Pinto Cárdenas fue localizado a cuatro kilómetros del sitio donde ocurrió la inmersión, en un lugar conocido como Playa del Palo. Por su parte, el cadáver de Luis Carlos Pinto Franco en jurisdicción de Cundinamarca. 

“El miércoles sobre las 6 de la tarde se encontró flotando en el agua el cuerpo sin vida de Luis Eduardo. Se recupera y se hace la entrega a los familiares y autoridades para hacer el levantamiento. El cuerpo del otro joven fue encontrado en el sitio denominado Beltrán, que es jurisdicción de Cundinamarca”, manifestó el mayor Luis Fernando Vélez, director de la Defensa Civil.

A su vez, llamó la atención de los bañistas para que tengan precaución a la hora de sumergirse en estos afluentes. 
“Insistimos a la comunidad en que estas actividades generan riesgos porque tenemos amenazas como la corriente del río, el nivel del río, los palos que bajan por el río y otros factores por los cuales es mejor abstenerse de ingresar para evitar este tipo de situaciones”, concluyó el Mayor de la Defensa Civil en el Tolima.

 

Dato:

Luis Eduardo tenía 19 años de edad, mientras que su primo contaba con 22. 

 

Cifra: 

1 de la tarde del martes, fue la hora en que se informó a las autoridades sobre la desaparición de los muchachos. 


 

EL NUEVO DÍA

Comentarios