‘Los Uniformados’, la banda de policías secuestradores

Crédito: Suministrada - EL NUEVO DÍA
A la cárcel fueron enviados dos exuniformados y un policía activo de la Sijin Metib, señalados de integrar una banda dedicada al secuestro.
PUBLICIDAD

El CTI de la Fiscalía y el Gaula militar capturaron por orden judicial a Pedro Nel Orjuela Casas, exintendente; Germán Alonso Calderón Córdoba; expatrullero y Miguel Fernando Devia Bonilla, patrullero activo de la Policía Nacional, adscrito al Departamento del Chocó.

Los tres fueron presentados ante el Juzgado Quinto de control de Garantías, donde el Fiscal 19 seccional del Gaula les achacó cargos por los delitos de secuestro extorsivo en concurso con cinco víctimas; concierto para delinquir con fines de secuestro, y fabricación, tráfico y porte ilegal de armas de fuego, todos agravados.  

Presuntamente los tres detenidos conformaron la banda ‘Los Uniformados’, integrada por miembros de la Policía nacional que, junto con otras personas, se concertaron para secuestrar a un ciudadano ecuatoriano en julio de 2018.  

Según la versión del posible afectado, retiró una fuerte suma de dinero y se movilizaba solo en su carro por Ibagué, cuando fue interceptado por unos individuos. 

Los sujetos se identificaron como policías. Reposa en la denuncia que la víctima aseguró que la llevaron a las instalaciones de la Sijín, en el sector El Salado en la comuna Siete, donde supuestamente iban a verificar la procedencia, papeles del vehículo, antecedentes penales y cómo habría ingresado al país.  

La víctima agregó que los uniformados lo presionaron y le pidieron 50 millones de pesos para dejarlo ir y no deportarlo. 

El ecuatoriano afirmó que acordó pagar 10 millones de pesos a los policías, dinero que según dijo, llevaba consigo para unas obras que tenía previstas en la vereda Chucuní, jurisdicción de Ibagué. 

El presunto secuestro

Días después del primer hecho, el ciudadano ecuatoriano dijo que iba junto con su esposa, hijas y la suegra en su automotor, cuando fue interceptado por unos hombres, quienes a la fuerza los bajaron del vehículo. 

Agregó que lo obligaron junto con su esposa a movilizarse con ellos hasta Ibagué, mientras sus familiares, entre ellos una menor de edad, quedaron bajo custodia de otros sujetos. 

Al parecer bajo amenazas, le exigieron que entregara más de 50 millones de pesos, dinero que le habían exigido en el primer encuentro. Afirmó que los obligaron a sacar dinero de los bancos, su vivienda y la casa de los suegros. Reunieron en efectivo 64 millones 500 mil pesos. 

El director seccional de fiscalías en el Tolima, José Gregorio Sánchez Gutiérrez, señaló que del secuestro fueron víctimas cinco personas, entre ellas un menor de edad. 

“El ciudadano ecuatoriano fue abordado por quienes en su momento eran miembros de la Policía nacional a quien le pidieron una gruesa suma de dinero. Como quiera que se comprometió a cancelarla y al no cumplir, este fue abordado nuevamente por los delincuentes quienes le exigieron una suma más alta de la ya reclamada, por lo tanto hubo la necesidad de cancelarla por parte de la víctima”.

Q'HUBO - EL NUEVO DÍA

Comentarios