Detienen a padre e hijo por el asesinato de su compadre

Crédito: SUMINISTRADA - EL NUEVO DÍAEwerson Estiven Barreto Sotelo, de 21 años, y su padre, José Posidio Barreto Zapata, de 42.
Al parecer, en venganza los dos hombres mataron a su allegado porque lo culpaban del incendio de una parcela de propiedad de ellos, en Payandé.
PUBLICIDAD

Hasta el centro penitenciario de Magangué (Bolívar) llegaron unidades de la Sijín de la Policía del Tolima para hacer efectiva la orden de captura en contra del dragoneante del Inpec, Ewerson Stiven Barreto Sotelo, por los delitos de homicidio, tráfico, fabricación o porte de armas de fuego o municiones, y hurto calificado y agravado.

Asimismo, al padre del detenido, José Posidio Barreto Zapata, también lo aprehendieron por los mismos punibles, pero al frente del búnker de la Fiscalía en Ibagué.

De acuerdo con las autoridades, los Barreto estarían involucrados en el crimen de José Jairo Rojas, ocurrido en la vereda Porvenir, corregimiento Payandé (San Luis). Al parecer, la noche del pasado 6 de octubre una parcela, propiedad de Barreto Zapata, se incendió. Para los afectados por la conflagración, el culpable sería Rojas.

 

Venganza

El siniestro generó una ‘sed de venganza’ en contra de José Jairo Rojas. Así que José Posidio y su hijo Ewerson Stiven, salieron a la carretera y arremetieron en contra de su compadre, quien regresaba a su vivienda luego de recoger agua.

Los Barreto habrían hecho caer a Rojas de la motocicleta en la que se movilizaba, la misma que meses atrás le había comprado a su compadre.

Al caer del rodante, presuntamente, Ewerson le propinó varios golpes a don José, mientras que su papá accionó una escopeta tipo changón y lo hirió en una mano y el abdomen cuando ya estaba abatido.

Rojas quedó lesionado y se escudó detrás de otro hijo de José Posidio, que estaba en el lugar, para evitar que le siguieran disparando. Posteriormente, se escondió en una finca de la zona, donde le prestaron auxilio.

Ante la complejidad de las lesiones, lo remitieron al hospital Federico Lleras Acosta y durante una semana luchó por su vida, sin embargo, no logró sobrevivir a las lesiones y falleció el 16 de octubre.

 

Investigación

Unidades de criminalística de la Sijín Detol y con el apoyo de la alcaldía de San Luis, lograron recolectar el material probatorio en contra de Barreto Sotelo y Barreto Zapata, y la Fiscalía 11 seccional de Vida le endilgó cargos a los sujetos, que fueron cobijados con detención intramural.

Respecto al punible de hurto calificado y agravado, las autoridades señalaron que se debe a que una vez le dispararon a José Jairo Rojas, el compadre tomó la motocicleta, aludiendo que se quedaban con ella porque el hoy fallecido les había quemado la tierra.

REDACCIÓN JUDICIAL

Comentarios