Identifican el cadáver hallado debajo del puente del Topacio

Crédito: Suministrada / EL NUEVO DÍALas exequias de Rafael Marimon Berrío fueron ayer en Ibagué.
Se trata de un hombre cartagenero exmilitar y amante del boxeo. El cuerpo presentaba dos heridas en el cuello.
PUBLICIDAD

Rafael Marimon Berrío, el hombre que fue encontrado sin vida el fin de semana debajo del puente del Topacio, era un militar en uso de buen retiro, cartagenero y amante al boxeo.
Waldemiro, uno de los hermanos del occiso, aseguró que hacía tres meses, en cuanto el Gobierno nacional permitió el transporte de pasajeros, Rafael viajó a Ibagué en compañía de uno de sus hijos.

“Toda la cuarentena él permaneció aquí con nosotros. Regresó a Ibagué porque allá vive su esposa, pero la intención era vender una propiedad que tenía allá y radicarse aquí (en Cartagena)”, dijo.

Recordó que ‘Rafita’, como le decían de cariño, había querido seguir los pasos de su hermano Álvaro Marimon, que fue boxeador profesional, no obstante, prefirió seguir la vida militar en el Ejército, donde llegó al grado de Sargento.  

Sin embargo, en la Institución se destacó como un gran boxeador y representó a las Fuerzas Armadas colombianas en diferentes competencias internacionales, en las que siempre ocupó los primeros lugares, según informó Waldemiro.

 

Homicidio


Waldemiro afirmó que no hay duda que el deceso de Rafael fue consecuencia de un homicidio, pues el cuerpo, que encontraron en estado de descomposición, tenía dos heridas en el cuello.

Las últimas personas que vieron con vida al boxeador, habrían sido su esposa y dos hombres que el jueves anterior habrían llegado al apartamento donde el hoy fallecido departía unos tragos con su mujer.

Según la información que tienen los familiares en Cartagena, Rafael habría salido con los sujetos del apartamento. El sábado por la mañana los vecinos del puente sintieron malos olores y observaron que en la zona boscosa había un cuerpo.

 

Dato:

Rafael Marimon creció y vivió gran parte de su vida en el barrio Olaya Stella de Cartagena. Desde allí, familiares y allegados le hacen un llamado a las autoridades tolimenses para que esclarezcan el asesinato y den con el paradero de los responsables.

EL NUEVO DÍA

Comentarios