Un bebé se quemó con agua hirviendo

Crédito: Ilustración / EL NUEVO DÍAEl accidente casero en el cual el bebé resultó quemado sucedió la semana pasada.
El pequeño de 19 meses de edad se quemó con agua hirviendo cuando estaba en su casa del barrio 7 de Agosto.
PUBLICIDAD

Este medio conoció que la progenitora calentaba el líquido en la estufa y mientras ella lavaba la loza, el bebé se colgó de la tapa del horno, lo que provocó que la estufa se le fuera encima al pequeño. 

La mamá alcanzó a empujar la estufa, pero el agua ya había alcanzado el cuerpito del bebé. De inmediato la señora llevó a su niño a las urgencias de la Clínica Tolima, donde según el diagnóstico médico el menor de edad sufrió quemaduras de segundo grado en la espalda y el muslo derecho. El pequeño deberá ser remitido a una unidad de quemados para una cirugía plástica. 

 

Más niños afectados

Además se conoció que el 28 de enero un bebé de dos años de edad ingresó a la Clínica Nuestra con quemaduras de segundo grado provocadas con un líquido caliente. Y el domingo 7 de febrero, en el barrio Miramar una niña de ocho años de edad se quemó en el rostro y otras partes de su cuerpo cuando en su vivienda hacían un asado. En el momento de prender el carbón le echaron alcohol lo que provocó un estallido que le cayó a la pequeña en la cara. 


 

Evite accidentes

Restrinja el acceso de los menores a la cocina.

Alejar a los niños durante la preparación de alimentos que  pueden ocasionar quemaduras.

Revise la temperatura del agua antes de bañar a los menores.

Cierre los conductos del gas.

No deje la gasolina o líquidos inflamables al alcance de los niños.

Aleje a los niños de la zona de planchar.

No permita que los niños y niñas jueguen sobre sillas, mesas ni muebles.

Fije firmemente a la pared estanterías y repisas.

Proteja las puntas de las mesas.

Coloque protectores o cubra con cinta los tomacorrientes.

No deje armarios o cajones abiertos.

Utilice antideslizantes para pisos, baldosas y duchas.

Coloque barandas en escaleras, balcones y ventanas.

Prohíba a los menores jugar con: fósforos, velas y herramientas.

No deje al alcance de los niños elementos cortopunzantes.

No coloque en los cajones herramientas, cuchillos y tijeras con las puntas hacia arriba.

Guarde los medicamentos en sus envases originales y fuera del alcance de los niños.


 

DATO

Los casos que involucren a menores de edad son reportados a la patrulla de la Policía de Infancia y Adolescencia de la Metib, que se encarga de activar la ruta de seguimiento y restablecimiento de derechos de los menores de edad. 

Redacción judicial

Comentarios