Familiares dicen que “dejaron morir a la abuela, porque tenía 95 años”

Crédito: SUMINISTRADA – EL NUEVO DÍAMaría Emma Lozano de Cañón vivía en el barrio Restrepo de Ibagué.
“El pasado domingo mi abuela empezó a sentir un fuerte dolor en el pecho, por lo que la llevamos a la USI de la Séptima etapa del Jordán. Allí nos informaron que tenía un ataque al corazón y necesitaba una cama de cuidados intensivos.
PUBLICIDAD

“Nos tocó acudir a un amigo político para agilizar el traslado y después de varias horas de espera, fue llevada para la antigua Clínica Calambeo”, expresó el reconocido líder social Alejandro Cañón, nieto de la señora.   

 

“No hubo UCI”

No obstante, según el testimonio entregado, en el centro médico la adulta mayor no fue ingresada a la Unidad de Cuidados Intensivos, UCI. 

“Llegamos el martes por la mañana a la Clínica Avidanti y la dejaron en un pasillo. Ese día no le suministraron suero ni medicamentos. Según los médicos, ya no había nada qué hacer por ella, sino esperar a que muriera”, acotó Alejandro.  

El familiar agregó que horas después, el martes por la noche, le aplicaron morfina para el dolor. El miércoles 10 de febrero a las 10 de la mañana la señora María habría sufrido un infarto, que terminó arrebatándole la vida.  

“Para mí y para mi familia, la postura de los médicos no fue ética. Todas las personas, sin importar la edad, tienen derecho a la vida. No entendemos ni nos explicaron por qué no la ingresaron al área de cuidado intensivo. Según ellos, ya era hora de que descansara”, puntualizó el ciudadano. 

 

Avidanti

Según la versión de la Clínica Avidanti, la señora María Emma Lozano llegó en críticas condiciones al centro médico, donde recibió atención oportuna y adecuada. “Se le practicaron los exámenes pertinentes y el personal médico siempre estuvo a su disposición”, informaron desde la Oficina de Comunicaciones. 

 

DATO

Una familia ibaguereña le contó a este medio de comunicación, que en la Clínica Avidanti no le habrían brindado una atención adecuada a María Emma Lozano de Cañón, al parecer, por tener casi un siglo de vida.

 
Redacción judicial

Comentarios