Encontraron el cuerpo del tolimense que murió al caer a una cascada en Santander

Crédito: Suministrada / EL NUEVO DÍAEl rescate del cuerpo de Javier Ancízar Rincón Ramírez, necesitó la presencia de personal experto como la Unidad de Operaciones Especiales en Emergencias y Desastres de la Policía, Ponalsar.
Después de seis días de intensa búsqueda, organismos de socorro del municipio de Florián, Santander, encontraron el cuerpo del tolimense Javier Ancízar Rincón Ramírez, que el lunes 8 de febrero sobre el mediodía, junto a su hijo, de 12 años, resbalaron por una quebrada y cayeron de una altura de 58 metros a la cascada de Las Ventanas de Tisquizoque.
PUBLICIDAD

La tragedia ocurrió cuando el hombre intentó arrebatarle a la corriente a su pequeño, Javier Alexánder Rincón Céspedes, quien resbaló en un paso peligroso.

Ante el hecho, desde Ibagué y Líbano, familiares del hombre llegaron hasta el sitio turístico a ayudar en la búsqueda de su familiar, pues aunque el cuerpo del menor fue encontrado el día del incidente, las lluvias y la profundidad de la cascada, no favorecían el hallazgo del cuerpo de Javier Ancízar. 

En medio de la incertidumbre, los parientes solicitaron ayuda a través de las redes sociales para que organismos de socorro especializados se unieran a la búsqueda.

Al sitio llegaron socorristas de la Defensa Civil, del Grupo Ponalsar de la Policía Nacional y bomberos de Barbosa y Bucaramanga. Finalmente, ayer al mediodía el cuerpo fue encontrado.

 

Sin recursos para las exequias

Este medio conoció que Javier Ancízar y el adolescente, en compañía de otras personas, llegaron a Santander a visitar a un familiar que se encontraba en delicadas condiciones de salud y aprovecharon la estancia en la región para conocer la cascada sin imaginar la tragedia que terminaría con sus vidas.

Al cierre de esta edición, el cuerpo del niño permanecía en la Funeraria Capillas de la Fe, de Bogotá, ciudad donde vivían, pues la familia no había logrado recolectar el dinero suficiente para las exequias. No habían determinado aún dónde efectuarían las honras fúnebres de Javier, si en Bogotá, en Ibagué o en el Líbano.  

EL NUEVO DÍA

Comentarios