El prontuario de alias ‘Tinejo’

Crédito: SUMINISTRADA/EL NUEVO DÍAAndrés Felipe Arango Ríos, alias ‘Comandante Danilo’, fue capturado en el sector de La Gaviota.
A una de las víctimas de las extorsiones del ‘Comandante Danilo’ le fueron robadas 80 cabezas de ganado, que fueron recuperadas por la Policía y el Ejército. En otro caso, le exigieron $10 millones a una persona, a cambio de devolverle las reses.
PUBLICIDAD

Andrés Felipe Arango Ríos, conocido también con los alias de ‘Comandante Danilo’, ‘Jerson’, o ‘Tinejo’, quien fue capturado el pasado 15 de febrero en el barrio La Gaviota, es señalado de integrar un grupo delincuencial que ha infundido temor a habitantes del Páramo de Letras en Manizales y municipios del norte del Tolima. 

 

Entró y salió de la cárcel

Según investigación de la Fiscalía, Arango Ríos estuvo recluido en la cárcel de Cómbita en Boyacá, por el delito de extorsión. Desde ese centro carcelario, ‘Danilo’ habría continuado al mando de una organización delincuencial y realizaba llamadas extorsivas. 

Para esta modalidad delictiva, se identificaba como integrante del Eln Bolcheviques del Líbano. El sujeto estaba bajo prisión domiciliaria, pero al parecer la incumplió reiteradamente, hasta su captura hace pocos días en Ibagué.

Este medio informó esta semana sobre la vinculación de Arango Ríos con el homicidio del exconcejal de Herveo, líder social y empresario, Ovidio de Jesús Salazar Valencia, ocurrido el pasado 2 febrero en la vereda Damas Altas de ese Municipio. 

Al parecer, alias ‘Tinejo’ tenía a varios hombres trabajando en fincas de la región, por lo que conocía detalles financieros, familiares y otro tipo de pormenores de propietarios. Estos trabajadores a su mando, serían los intermediarios en las amenazas. 

 

Extenso prontuario

Al capturado, se le imputaron los cargos de homicidio agravado, concierto para delinquir agravado, extorsión agravada en concurso homogéneo; fabricación, tráfico o porte de armas de fuego, y abigeato. El sujeto no aceptó los cargos, pese a que la Fiscalía cuenta con varias pruebas en su contra, entre ellas, interceptaciones telefónicas de llamadas intimidatorias. 

De acuerdo con la Fiscalía, Arango Ríos habría cobrado entre uno y 30 millones de pesos anuales a las víctimas de sus extorsiones, bajo amenaza de robarles el ganado, de no cumplir con los pagos. 

Además, habría ordenado la retención de tres trabajadores de una finca, cuyo propietario incumplió el pago de la ‘vacuna’. Ante las denuncias interpuestas, las víctimas denunciaron que las amenazas se hicieron más fuertes y las sumas exigidas más altas.

Redacción Judicial

Comentarios