Mujer muere después de una cirugía en Ibagué

Crédito: SUMINISTRADA – EL NUEVO DÍAViviana Laserna Castaño era madre de una niña de 12 años. Según su esposo, no le efectuaron necropsia.
De acuerdo con el relato del esposo, el fallecimiento podría estar relacionado con un medicamento que le habrían aplicado.
PUBLICIDAD

La existencia de Viviana Laserna Castaño, quien estaba a punto de recibir el título de auxiliar de enfermería, terminó en una clínica de Ibagué, horas después de una intervención quirúrgica. 

Según su esposo, Arbey Ibáñez, la explicación de los médicos acerca del deceso de su compañera no ha sido clara. 

“Ella salió viva de la cirugía, a las 6 de la tarde la ví, a las 10 de la noche tuvimos la última conversación por  WhatsApp y a la 1 de la madrugada me llamaron a decir que me necesitaban urgente. Cuando llegué, la noticia fue que mi esposa había fallecido”, dijo el hombre. 

El miércoles 10 de febrero anterior, Arbey llegó con Viviana a la Clínica UroCádiz. Había arribado el día en que a ella le extraerían un tumor, altamente sospechoso de malignidad de un ovario. 

Dolor y vómito

“Al quirófano ingresó a eso de las 3 de la tarde y a las 6 de la tarde la volví a ver. Estaba en una habitación y decía que tenía mucho dolor y náuseas. Pensé que era la reacción de la anestesia”, aseguró. 

Agregó que hacia las 7 de la noche le informaron que debía salir, no obstante, siguió hablando con ella vía WhatsApp. “A las 10 de la noche me envió una nota de voz, me dijo que tenía mucho vómito. Yo le dije, oprima el botón y llamé a la enfermera y al médico. Yo quería quedarme con ella, pero me dijeron que no era posible”, recordó. 

Aunque le marcó al celular de manera insistente, ella no volvió a contestar. 

A la 1 de la madrugada del 11 de febrero, el teléfono timbró y era de la Clínica. Le habrían dicho que llegara allí lo más pronto posible.    

“La noticia fue como un baldado de agua fría. El médico me dijo que le habían sedado por el dolor y que minutos después una enfermera fue a cambiarle la sonda y la encontró muerta, con los ojos dilatados y ya no había nada que pudieran hacer. 

“Dicen que sufrió un paro cardiorrespiratorio, pero ¿por qué? Según la compañera de habitación, luego de que le aplicaron el medicamento, mi esposa quedó profundamente dormida y roncaba mucho”, puntualizó. 

 

DATO

33 años de edad tenía Viviana Laserna Castaño. 

 

“Nos dijeron que cuando la enfermera pasó ronda y llegó a cambiarle la sonda la encontró muerta”.

Redacción judicial

Comentarios