Versiones encontradas en presunto caso de abuso policial en Ibagué

Crédito: Suministrada / EL NUEVO DÍA
De acuerdo al denunciante, a su defendido le impusieron un comparendo porque se identificó con una cédula digital.
PUBLICIDAD

A través de su cuenta de Twitter, el abogado Julián Enrique Gómez, denunció un caso de presunto abuso policial, en el que se vio involucrado su defendido Jorge Luis Vera López, el fin de semana. Según su versión, el hecho se registró el sábado sobre la medianoche en la avenida Guabinal con calle 43 de Ibagué.

"Un ciudadano que había salido de su lugar de trabajo fue requerido por la Policía en un establecimiento de comercio donde se encontraba. Al no tener cédula física, mostró la aplicación en su celular y los policías que lo atendieron le dijeron que lo tenían que llevar al CAI para poderlo identificar. El señor respondió que la cédula que él estaba presentando era totalmente válida para identificarse, se rehusó a ir al CAI dado que tenía que desplazarse hacia su lugar de domicilio y a la fuerza más o menos entre 10 policías lo golpearon", relató el jurista.

El defensor de Vera López aseguró que a raíz de las lesiones que recibió, el hombre fue incapacitado y le tomaron varios puntos por una herida que le provocaron en la cabeza. "En el vehículo que lo transportaron lo siguieron golpeando y lo dirigieron hasta el CAI del Gaitán. (...) Tampoco le prestaron ningún tipo de asistencia médica, ni lo dirigieron a ningún centro médico para determinar la gravedad de las lesiones, y solo hasta que le hicieron el comparendo lo dejaron salir del CAI", destacó el abogado.

Así mismo, aseguró que en ningún momento los policiales aceptaron la cédula digital como un documento válido para su identificación, y tuvieron que mandar a traer la cédula en físico para continuar con el procedimiento policial.

De acuerdo al profesional del derecho, las autoridades hicieron un reporte que no correspondía a los hechos, ya que argumentaron que su defendido había golpeado a un policía, versión que ellos desvirtúan. "Lo que hizo el señor fue rehusarse a que se lo llevaran para un CAI porque él se estaba identificando y uno presentando su cédula y no cometiendo ningún tipo de acto que vaya en contra de la ley no se lo pueden llevar a ningún CAI", agregó el denunciante.

Por último, señaló que hasta el momento el comparendo no ha sido cargado, sin embargo; que harán la respectiva apelación, y que el caso de abuso de autoridad ya está en conocimiento de la Fiscalía General de la Nación y la Procuraduría. 

 

¿Qué dijo la Policía?

Esta redacción se comunicó con la Policía Metropolitana de Ibagué, y desde allí se indicó que el involucrado en los hechos "estaba consumiendo licor en un establecimiento comercial y decidió tomárselo en vía pública. El cuadrante le hace el llamado de atención, y como había más personas en el sector algunos se van. El señor dice que él no se va, y los policías le piden la cédula y le dicen que le van a sacar un comparendo por no acatar la orden que le están dando. El señor se pone violento y ahí tienen que aplicar la fuerza para poder trasladarlo ya que no se estaba identificando". 

Así mismo, las autoridades señalaron que en ningún momento los uniformados golpearon al sujeto, sino que este se autolesionó contra las paredes del vehículo policial cuando fue trasladado hasta el CAI del Gaitán. 

Según la Policía Metib, el comparendo se efectúa por no acatar el llamamiento y las órdenes de la Policía y no por presentar una cédula virtual, ya que en ningún momento el ciudadano se identificó de esta manera. Así mismo, señalaron que el establecimiento comercial donde esta persona estaba consumiendo licor, fue cerrado por 10 días, por estar ejerciendo actividad económica diferente a la registrada en la Cámara de Comercio. 

 

EL NUEVO DÍA

Comentarios