Cansados de la delincuencia en Ibagué, domiciliarios se enfrentan a ladrón

Crédito: SUMINISTRADA/EL NUEVO DÍALos domiciliarios llegaron hasta la casa donde el GPS habría ubicado el celular.
Los domiciliarios de Ibagué, también se cansaron de los hurtos a integrantes del gremio y están dispuestos a enfrentarlos.
PUBLICIDAD

La tarde del domingo, más de 10 domiciliarios llegaron a una casa, ubicada en el barrio Kennedy, al Sur de la ciudad, donde presuntamente estaban escondidos dos ladrones, que minutos antes le habrían quitado el celular a un trabajador de Rappi. 

El hurto, según la versión de la víctima, ocurrió en el barrio Las Brisas. Al parecer, los delincuentes se movilizaban en moto y como el mensajero los siguió y avisó a sus compañeros, ellos se habrían escondido en una vivienda. 

El domiciliario, a través del correo electrónico rastreó el móvil y el GPS indicó la vivienda donde, al parecer, estaba el dispositivo. 

 

No los encontraron

Al sitio acudió la Policía y uno de los uniformados ingresó a la vivienda, no obstante, no encontró a los ‘pillos’ ni el teléfono. 

Aunque los domiciliarios aseguraron que la moto de los supuestos ‘pillos’ estaba en la casa, el policía que ingresó al inmueble aseguró que la moto que hallaron, “estaba fría”.

Según contó la víctima, un joven de nacionalidad venezolana, los ladrones casi lo agreden con un arma blanca. 

Los compañeros cuestionaron el actuar de estas personas: “Casi lo chuzan, ¿qué hubiera pasado entonces si hieren al chamo? No es justo que mientras uno trabaja al sol y al agua para ganarse la vida de manera honrada, llegue otro y lo robe, y además ponga su vida en riesgo”, dijo uno de los compañeros de la víctima. 

A los muchachos no les quedó de otra que retirarse de la vivienda con las manos vacías y la víctima, con el sabor amargo de haber perdido su herramienta de trabajo.

Redacción Judicial

Comentarios