Ebrio hirió a una persona y causó daños en un negocio

Crédito: Suministrada / Q’hubo.El sujeto fue agredido por varias personas, que no toleraron su mal comportamiento.
La propietaria del negocio podrá instaurar una denuncia en contra del individuo por daño en bien ajeno. Supuestamente, la lesión que ocasionó con el cuchillo al trabajador no fue de gravedad.
PUBLICIDAD

El reclamo por unas devueltas desató una ‘revuelta’ en Espinal. Varios ciudadanos redujeron a golpes a un sujeto que atentó contra un negocio de comidas y lesionó a uno de los trabajadores del establecimiento.

La carrera Quinta con calle 20 de la ‘Tierra de la Tambora’ es una zona comercial y concurrida debido a la venta de comidas, sin embargo, el viernes hubo desorden público luego de que un hombre en alto estado de embriaguez atentara contra un negocio y sus empleados.

Al parecer, el sujeto llegó al sitio y pidió unos alimentos, los comió y pagó, pero luego le reclamó a los vendedores porque supuestamente le dieron mal las vueltas.

El borracho airado y con palabras de alto calibre, habría asegurado que le faltaba dinero.

“Las personas que estaban atendiendo le pidieron que por favor se calmara, ante esta situación, el hombre empezó a tirarles las cosas al piso, cogió un arma blanca, un cuchillo con los que ellos cocinan en el sitio y empezó a agredirlos”, refirió respecto al caso, el mayor Alexánder Cendales, comandante del Distrito Uno.

 

Pelea

El reclamo se convirtió en un ‘bonche’ porque el sujeto tumbó sillas, mesas y comida del establecimiento.

En medio de su ira, con un cuchillo hirió en un brazo a uno de los empleados del negocio. La situación se complicó cuando los demás clientes, testigos del hecho, intervinieron y cogieron a patadas y puños al borracho y con lo que encontraron a la mano le dieron golpes.

“La ciudadanía cogió al señor y lo redujeron con fuerza, cuando llegó la patrulla lo cogieron y trasladaron al hospital para que le hicieran la verificación médica, toda vez que se encontraba en un alto estado de alicoramiento. El hombre no se acordaba ni dónde estaba ni qué estaba haciendo”, indicó el oficial.

Al parecer, como no hubo flagrancia, el sujeto no fue detenido ni judicializado por las autoridades.

 

Cifra:

4 mil pesos habría sido el monto por el cual reclamó de manera violenta el sujeto.

 

Campaña

La Policía de Espinal, en los próximos días, liderará una campaña de solidaridad para que la propietaria del local pueda sacar de nuevo su puesto de comida. “Es una persona que vive de esos ingresos y el negocio es muy reconocido en el sector, la idea es que pueda abrir lo más pronto”, puntualizó Cendales.

 

EL NUEVO DÍA

Comentarios