Por una 'nalgada' mujer recibió violenta golpiza en Ibagué

Crédito: Suministradas / EL NUEVO DÍALa víctima ya completa dos días hospitalizada debido a las fuertes lesiones que recibió.
En la madrugada de este domingo, Kendry Ortega vio de cerca la muerte al ser golpeada por más de cinco personas, en medio de una discusión que se desató al parecer, producto de los tragos.
PUBLICIDAD

La víctima, de 26 años de edad, le dijo a esta redacción que los hechos ocurrieron en la Hacienda La Miel, de Ibagué, donde ella se encontraba departiendo con unos amigos y conocidos.

 

La historia

“Me sacaron a bailar, y el muchacho que casi me mata me dio una nalgada. Yo le dije a él, que es un excuñado mío, y que siempre me ha tenido bronca, que qué le pasaba. En eso se me vino la mujer de él encima, ella estaba bastante tomada, y yo le dije lo que había pasado y ella no me creyó y de una me agarró de los pelos”, relató la joven.

Y continuó diciendo que en ese momento ella se defendió con una botella que tenía en la mano, pero que fue justo ahí cuando entre cerca de cinco amigas de la mujer la cogieron a patadas y puños. “Me cogió el marido de ella a darme contra el suelo”, agregó.

 

Asegura que casi la matan

La mujer además dijo que en ese momento, un muchacho que vio lo ocurrido intentó defenderla y recibió varias heridas con cuchillo en sus brazos, por las cuales tuvieron que cogerle 48 puntos. “Donde él no se hubiera metido en ese momento, esas heridas habían sido para mí, él me salvó la vida”, acotó.

...

 

“Luego de que me golpearon, ya me traían para la casa unos conocidos, pero al marido de ella no le bastó, agarró una botella y me la explotó en la cabeza. Él dijo que me quería matar, y me rompió los vidrios en la casa, pero por fortuna no pudo meterse”, aseguró la víctima.

La joven de 26 años de edad señaló que luego de ser traslada a la Clínica Nuestra los doctores le dijeron que si hubiese llegado cinco minutos después; quizás se habría muerto pues perdió mucha sangre. Asimismo, reveló que tuvieron que cogerle siete puntos en la cabeza.

“Me hicieron una transfusión de sangre y me van a revisar los riñones. Tengo moretones por todo el cuerpo y me duelen mucho las costillas”, señaló la mujer.

 

No ha podido denunciar

La angustiada chica aseguró que hasta el momento no ha podido instaurar la denuncia ante la Fiscalía, debido a que permanece aún hospitalizada en un centro médico y debe hacer el requerimiento de manera personal. Sin embargo, señaló que espera pronto ponerse al frente del caso pues teme por su integridad y lo que pueda pasar con ella ya que no tiene familia en Ibagué.

 

EL NUEVO DÍA

Comentarios