Imputado, pero sin ninguna medida

Crédito: Suministrada / El Nuevo Día.Al parecer, Duván Felipe Sáenz Cardozo conducía en estado de embriaguez.
La Fiscalía General de la Nación imputó a Duván Felipe Sáenz Cardozo como presunto responsable del delito de homicidio culposo agravado, del cual fue víctima un funcionario de la Fiscalía de Espinal.
PUBLICIDAD

Los hechos investigados ocurrieron el 20 de julio de 2020 en vía pública del barrio Caballero y Góngora de esta población tolimense, donde el investigador del CTI, Carlos Andrés García Rojas, fue arrollado por una camioneta mientras cumplía labores propias de su cargo.

El vehículo, una camioneta Mazda C–X5 blanca, presuntamente era conducida por el implicado, quien al parecer transitaba a alta velocidad y en estado de alicoramiento.

Los ocupantes de la camioneta de alta gama, sin ningún reparo, huyeron del lugar del accidente sin auxiliar al funcionario y dejaron abandonada la camioneta, que debido al fuerte impacto, quedó incrustada en un árbol.

Habitantes del sector relataron, el día de la tragedia, que a eso de la 1 de la madrugada escucharon un fuerte estruendo, el cual los hizo salir de sus viviendas y encontraron la trágica escena: el cuerpo de Carlos Andrés estaba tirado a un costado de la vía.

Los ciudadanos de inmediato avisaron a las autoridades, las cuales llegaron a la zona y confirmaron el deceso del agente judicial, quien sufrió varias heridas debido al fuerte impacto. Murió de manera instantánea.

 

En libertad

Por determinación del juez de control de garantías, Sáenz Cardozo no fue cobijado con ninguna de las medidas no privativas de la libertad que solicitó el ente acusador, como no salir del municipio y presentarse de manera periódica ante las autoridades. La  decisión del Juez fue apelada por el ente investigador y el Ministerio Público. La próxima audiencia será de acusación.

 
Redacción judicial.

Comentarios