emergencia

 

Un muerto y dos heridos en un siniestro vial

Crédito: Vanguardia / EL NUEVO DÍA
El accidente se registró ayer en la mañana, en el kilometro 6+ 880 de la vía San Gil-Bucaramanga. La víctima se movilizaba a bordo de una Pulsar.
PUBLICIDAD

Las tragedias en las vías no paran y los motociclistas son las víctimas fatales. Ayer, a las 11:25 de la mañana, en la carretera que comunica a San Gil- Bucaramanga, perdió la vida Esaú Martínez Parra, de 25 años. Era el conductor de una de las 2 motocicletas que chocaron de frente a la entrada de Curití, en el sector conocido como Café Santander.

Fue un golpe seco, fuerte, Esaú quedó sobre su Yamaha azul RX de placa FJD42A, no alcanzó a recibir atención médica, no respiraba cuando llegaron las ambulancias de la Concesión Vial y Ambulancia AsisMedic. Se movilizaba en el sentido San Gil - Curití.

Jaime Parra y Wilmar Osorio, quienes iban en la otra moto, debido al desmedido choque salieron expulsados y terminaron a lado y lado del asfalto.

Ambos resultaron heridos de gravedad y fueron trasladados hacia el Hospital de San Gil donde se encuentran bajo pronóstico reservado. Wilmar se debatía entre la vida y la muerte.

El tráfico permaneció restringido varias horas. Uno de los conductores habría intentado adelantar en sitio prohibido sin prever que por el carril contrario se aproximaba otra máquina. Se presume que hubo exceso de velocidad además.

Por el momento, no se han establecido responsabilidades. “El mayor lujo de la vida es ser feliz”, fue uno de los mensajes motivadores que acostumbraba a escribir Esaú en las redes sociales.

Vanguardia

Comentarios