emergencia

 

Testigos hablan del asesinato de importante comerciante en Ibagué

Momento en el que el CTI de la Fiscalía realiza el levantamiento del cuerpo.
Crédito: Hélmer Parra / EL NUEVO DÍA.Momento en el que el CTI de la Fiscalía realiza el levantamiento del cuerpo.
Contenido Exclusivo
Un hombre identificado como Alexánder Reina de 50 años de edad, fue asesinado en la mañana de ayer en una vivienda del barrio La Gaviota, comuna Seis de Ibagué. Dos sujetos a bordo de una motocicleta le propinaron varios disparos y huyeron con rumbo desconocido.
PUBLICIDAD

El hecho

 

Vecinos de la carrera 2A entre calles 12 y 13 del barrio La Gaviota escucharon al menos cuatro detonaciones la mañana del martes al interior de la vivienda donde funciona una sastrería. Al verificar se enteraron del asesinato de un hombre que no reside en el sector y había llegado minutos antes a visitar un familiar.  

Los responsables del crimen fueron dos sicarios motorizados que dispararon a quemarropa en cuatro ocasiones contra la humanidad de Alexánder Reina, un reconocido comerciante de Rovira que estaba saludando al vecino cuando fue sorprendido por la muerte. 

El hombre no alcanzó a ser llevado a un centro asistencial, pues debido a la gravedad de las heridas perdió la vida en el lugar de los hechos. Los sicarios quedaron registrados en las cámaras de seguridad, videos que ya analizan las autoridades para dar con el paradero de ambos sujetos.

 

Alexánder Reina, comerciante asesinado

 

Testigos 

 

El sastre que presenció el asesinato relató lo ocurrido: “Alexánder ingreso a la casa, nos hicimos en la sala, cuando entró el sujeto con chaqueta roja y le disparó en cuatro oportunidades, después salió corriendo y una persona lo esperaba en una moto. De verdad quedé frío, los vecinos pensaron que me habían matado a mí, pero yo salí y avisé que el atentado era contra Alexánder”.

Una tendera de la zona manifestó que vivieron momentos de angustia, pues a la hora de los disparos se encontraba recibiendo un pedido de leche y el distribuidor creyó que se trataba de un atraco, por lo que tuvieron que refugiarse rápidamente al interior de su negocio.   

De manera extraoficial se conoció que Alexander Reina era, junto a su padre, uno de los propietarios de una discoteca en Rovira llamada Disco Daniels, popularmente conocida entre los pobladores de ese municipio como “La Brujita”. 

La madre de la víctima habría fallecido hace algunos meses y al parecer dejó algunas propiedades a nombre de su esposo y el hoy occiso, entre esas el bar en mención. 

 

Redacción Judicial El Nuevo Día

Comentarios