Demolidas casas que vendían estupefacientes

Las dos viviendas que fueron demolidas eran propiedad del municipio.
Crédito: Jorge Cuéllar - EL NUEVO DÍA. Las dos viviendas que fueron demolidas eran propiedad del municipio.
Contenido Exclusivo
El operativo de demolición fue posible gracias a un trabajo articulado entre la Policía Metropolitana, la Fiscalía y la Alcaldía de Ibagué.

PUBLICIDAD

Dos viviendas fueron destruidas en el barrio Eduardo Santos las cuales fueron utilizadas para el expendio de estupefacientes en ese sector de la ciudad. 

Las dos casas fueron objeto de investigaciones y operativos para desmantelar estructuras criminales que usaban los predios en mención para la comisión de otros delitos. 

“Con la demolición de estas viviendas que fueron ocupadas por expendedores y consumidores de estupefacientes, afectamos la capacidad criminal de estas bandas que utilizaban estos inmuebles como refugio para la comisión de delitos”, indicó el alcalde de Ibagué Andrés Fabián Hurtado Barrera. 

 

El Alcalde, el Comandante de la Metib y el Secretario de Gobierno hicieron presencia en el lugar.

 

Mito de inseguridad

 

El comandante de la Policía Metropolitana de Ibagué, el coronel William Baracaldo León, señaló que “la demolición de estos dos inmuebles representa un mito de inseguridad para toda la comunidad de todo el sector, estos dos inmuebles eran puntos de almacenamiento, dosificación y distribución de estupefacientes”, dijo.

Agregó el oficial que en estas viviendas, combinaban actividades delictivas como el homicidio, el microtráfico y el hurto en sus distintas modalidades. 

“Son demolidas por la situación recurrente frente a todos estos delitos conexos y la comisión de los mismos y en investigaciones anteriores habían sido objeto de seis allanamientos donde también se habían presentado unas capturas por estar infringiendo la ley en todo el tema del microtráfico”, enfatizó Baracaldo León. 

 

Las casas 

 

JORGE CUELLAR / NUEVO DIA

 

Las viviendas demolidas fueron, una azul con nomenclatura carrera Primera  1  sur Nro. 16-154 y la de enseguida de fachada negra con rejas de la carrera Primera sur Nro. 16-148, las cuales fueron objeto de allanamientos realizados desde el 2010 y lo transcurrido del presente 2021 por parte de las autoridades, por el delito de tráfico, fabricación o porte de estupefacientes. 

Las casas de propiedad del municipio estaban ubicadas en ‘La Vuelta del Chivo’, vía que conduce al barrio Combeima con gran afluencia de peatones y de vehículos, y en una zona de inminente riesgo de deslizamientos de tierra.

Se destaca que dentro de las viviendas habían unos huecos en la parte trasera por donde se escondían cuando habían allanamientos. “Aprovechaban las estructuras de estos inmuebles para adecuarlos con el fin de, al notar la presencia de las autoridades, tener una forma de fuga y huir de las actividades operativas en su momento”, dijo el coronel Baracaldo León. 

 

Redacción Judicial El Nuevo Día

Comentarios