Más detalles del aparatoso accidente en la Avenida Guabinal de Ibagué

Momento en que los heridos del accidente eran atendidos por los paramédicos.
Crédito: Fotos: Suministradas / EL NUEVO DÍA.Momento en que los heridos del accidente eran atendidos por los paramédicos.
Contenido Exclusivo
Los familiares ayer estaban a la espera del cuerpo de la señora Evelia para definir las exequias.
PUBLICIDAD

El aparatoso accidente que ocurrió el fin de semana por la avenida Guabinal cobró su primera víctima fatal. Se trata de la señora Evelia Moya De Sarmiento, quien murió cuando le iban a practicar una cirugía debido a que se fracturó un brazo en el siniestro vial.

Doña Evelia, estuvo consciente y tranquila después del accidente, así que su fallecimiento tomó por sorpresa a sus familiares, que esperan el dictamen de la necropsia y cuyo caso es investigado por la Fiscalía. Al parecer, una hemorragia interna le habría causado la muerte. 

Este medio habló con Harold Aguilera, familiar de la señora y de las personas que iban en el automotor. Recordó que su tía abuela “era un amor, muy buena gente, muy espiritual, hace poco había muerto mi tío y tuvo cuatro hijos, entre ellos Víctor (la otra víctima grave del mismo accidente)”.

Su tía incluso salvó la vida de la menor de edad que iba en el automotor, Laura Carolina Rodríguez Suárez, quien fue dada de alta el mismo día del siniestro. “Cuando hubo el impacto del carro, mi tía abrazó a la niña que iba en el carro, quien no sufrió por el mismo”, contó Harold. La niña es sobrina de una nuera de doña Evelia.

 

Evelia Moya De Sarmiento es recordada por ser amorosa y muy espiritual.

 

Está grave 

 

Víctor Fernando Sarmiento Moya, hijo de la señora Evelia, continúa bajo pronóstico reservado. Tiene el cerebro inflamado y está en la UCI de la Clínica Asotrauma, donde falleció su mamá. 

En cuanto a su primo, Harold refirió que tiene 41 años, que “es un duro para el inglés”, tanto que es docente de idiomas de la Universidad del Tolima y en otras instituciones educativas.

“Es un muchacho joven, le gusta la música de género rock, el metal. Además para verse más viejo se deja la barba. Es soltero, no tiene hijos, ni compromiso, se alimenta bien, es saludable y hace deporte”, agregó.

 

Víctor Fernando Sarmiento Moya tiene 41 años de edad.

 

El accidente 

 

El accidente sucedió el domingo 19 de septiembre hacia las 11:50 de la mañana en la avenida Guabinal con calle 36. El taxi de placa WTQ 698, conducido por Jorge Luis Jiménez Montoya, bajaba por esta importante vía, al parecer con exceso de velocidad, cuando se volcó de manera lateral. Testigos del accidente ayudaron a voltear el automóvil y auxiliaron a los heridos mientras llegaban las ambulancias.

Dentro del automotor viajaban cuatro pasajeros: la señora Evelia, atrás en el lado derecho del taxi; su hijo Víctor, que iba en el puesto detrás del conductor, y la menor que estaba sentada en medio de los dos. Adelante, al lado del conductor, iba Andrés Mauricio Sáenz Devia, quien al parecer llevaba el cinturón de seguridad y no sufrió lesiones de gravedad. Por su parte, el conductor del taxi sufrió lesiones en sus brazos e incluso en videos aficionados hechos por testigos luego del accidente, se le ve cuando sale del taxi con una herida abierta en su cuero cabelludo. 

Los cuatro pasajeros habían tomado el servicio en el barrio Santa Bárbara, donde vive la familia afectada. “Iban para el Jordán octava etapa a un almuerzo familiar, por un nieto de mi tía que había llegado de Canadá y Estados Unidos dos o tres días antes”, puntualizó Harold. 

 

Devastados

 

Según indicó Harold, sus allegados le comentaron que poco antes de que ocurriera el accidente le reclamaron al taxista. “Le habían dicho que iba muy rápido, que al parecer iba a 80 kilómetros. Mi primo iba detrás del conductor, salió volando por la parte de atrás y recibió el golpe en la cabeza”, refirió Harold. 

“El conductor ha dicho que en ningún momento iba a matar a nadie y eso ha creado mucha molestia en la familia, porque no ofreció disculpas”, añadió Harold, quien agregó que toda la familia está devastada por esas declaraciones que dio el conductor a otros medios de comunicación sobre el accidente que tiene en grave estado de salud a su primo y provocó la muerte de su tía. 

Y agregó que también escucharon cuando el conductor dijo que se le había estallado una llanta, pero sus allegados contaron otra versión de lo sucedido. 

Es de recordar, que testigos del accidente afirmaron que supuestamente el conductor del taxi iba compitiendo con otro carro particular antes del fatal hecho. 

 

Redacción Judicial El Nuevo Día

Comentarios