Conductor del bus accidentado en Chaparral con problemas psicológicos

Crédito: Suministrado / El Nuevo Día.
Luis Alexánder Sánchez, familiar de Brayan Pedraza Camacho, el conductor del bus adscrito a la empresa Cointrasur que rodó por un abismo en Chaparral, señaló que psicológicamente está muy afectado.
PUBLICIDAD

Aunque algunas versiones señalaron que el joven era uno de los fallecidos, por fortuna no fue así. La familia señaló que Brayan permanece en el hospital Federico Lleras Acosta con pronóstico estable.

“Está muy maltratado física y psicológicamente. Gracias a Dios no tiene fracturas; el golpe lo recibió en el rostro por lo que estamos a la espera de que le practiquen una cirugía plástica.

“Está consciente, pero muy afectado emocionalmente. No quiere recordar ni hablar del accidente. Está muy conmovido por lo que pasó y lamenta mucho la muerte de los cinco pasajeros”, dijo Luis Alexánder.

Y agregó: “No sabemos qué va a pasar, pero el gremio transportador está muy unido. Los conductores estaremos muy pendientes de él cuando salga del Hospital. Cuando ocurre un accidente, en ocasiones, la empresa los desvincula y los conductores pasamos momentos muy duros. Lo difícil vendrá cuando él salga del Hospital. Gracias a Dios está vivo”.

 

Reporte final  

Ignacio Moreno, médico administrativo y coordinador asistencial del hospital San Juan Bautista de Chaparral, señaló que al centro asistencial arribaron 25 personas: “dos llegaron sin vida; una falleció a la hora, a pesar de los esfuerzos que hicimos para reanimarla; ocho fueron remitidos al hospital Federico Lleras Acosta, entre ellos un menor de edad. Entre los heridos hay siete niños y una mujer en avanzado estado de gestación, que se recupera de manera satisfactoria”, dijo el funcionario.

El accidente ocurrió la tarde del miércoles sobre las 12:30 de la tarde, el bus tipo escalera de placa WYG 066, salió de Chaparral con destino a San José de las Hermosas, pero en el camino, cuando había avanzado cerca de hora y media, el conductor perdió el control del volante, se salió de la vía y cayó a un precipicio.

Con una cadena humana, la comunidad auxilió a las víctimas y en vehículos particulares y de empresas como Celsia, los trasladaron hasta el Hospital San Juan Bautista. Las autoridades investigan las causas del siniestro.

El Nuevo Día.

Comentarios