Piden ayuda para el sepelio de niña que fue hallada sin vida y al parecer víctima de abuso en el Tolima

Crédito: Foto publicada con la autorización de la familia / EL NUEVO DÍALesly Julieth Narváez Pamplona no estaba afiliada a un servicio exequial.
1.200.000 mil pesos le cobra la funeraria a la familia por la llevada del cuerpo desde Ibagué hasta Lérida.
PUBLICIDAD

En Medicina Legal de Neiva reposan los restos óseos de Lesly Julieth Narváez Pamplona, de 12 años de edad. La niña habría sido abusada sexualmente, torturada y asesinada en Lérida. 

Su familia pide justicia y que el caso no quede impune, además solicita la ayuda de los buenos corazones para poder sepultarla.

Han pasado cinco meses y el dolor por la partida de la más pequeña de la familia Narváez Pamplona sigue intacto. Hoy, esperan que finalice octubre para poder darle el último adiós a la pequeña, sin embargo, un problema más se sumó a la pérdida de la menor de edad, debido a que su familia es de escasos recursos y no tiene la manera de pagar los costos de las honras fúnebres.

La tragedia llegó a este humilde hogar el pasado 17 de abril, fecha en la que vieron por última vez con vida a Lesly Julieth cuando salió del barrio ‘La Colonia’. 

Según testigos, la niña fue vista con ‘Orlando’ un sujeto conocido en el pueblo norteño como ‘Pito Pito’ y quien desde los hechos, no volvió a aparecer por las concurridas calles de Lérida.

 

Llamada

Mientras los días pasaban, los seres queridos de Lesly Julieth no pararon la búsqueda hasta que el 4 de mayo, recibieron una llamada extraña: “Un brujo nos dijo dónde estaba la niña, fue una llamada anónima que nos dijo que buscáramos por un colegio que tenía de escudo un corazón. Supuestamente, era un brujo de Villavicencio, ese número ya no existe, ni responden”, señaló Laura Vanessa Narváez, hermana de Lesly.

Y fue así que una vez más, el papá de Lesly Julieth, un guadañador emprendió la búsqueda por el sector del polideportivo, el mismo que dos días antes de la misteriosa llamada habían recorrido sin tener suerte de encontrar a la pequeña, pero en esa ocasión, hallaron unos huesos.

Todo apuntaba a que se trataban de los restos de la niña, además el corazón de la familia les decía que era Lesly, sin embargo, sólo los médicos forenses de Medicina Legal determinaron que correspondían a la menor de edad, aunque los allegados tuvieron que esperar bastante tiempo.

Los parientes de Narváez Pamplona fueron informados que sí era la pequeña y que hasta finalizar este mes podrán darle el último adiós. Por lo anterior, durante estos días emprendieron la labor de recolectar el dinero que necesitan para las exequias. 

 

Piden justicia

La familia de Lesly Julieth se ha sentido sola desde un principio pues desde el día de la desaparición, se encargaron de la búsqueda y desde hace cinco meses no les dan razón de quién le causó el daño a la niña y mucho menos hay capturas. 

Solo escuchan que tienen el rastro de ‘Pito Pito’, pero nada más: “No queremos que quede impune, queremos que se haga justicia, cómo es posible que una niña de 12 años se desaparezca y no digan nada, queremos justicia por la niña”, indicó la hermana.

 

¡Hagamos región y apoyemos lo nuestro! Lo invitamos a seguir leyendo aquí https://digital.elnuevodia.com.co/library

Redacción Judicial

Comentarios