Después de siete años familia de recluso muerto en Ibagué será indemnizada

Centro carcelario de Picaleña.
Crédito: Archivo / EL NUEVO DÍA.Centro carcelario de Picaleña.
Contenido Exclusivo
En fallo emitido por el Tribunal Administrativo del Tolima, se ratificó la reparación directa a la familia de Jhon Jairo Benavides González, el caldense que estaba recluido en el Coiba de Picaleña, y que murió en 2014, al caer del cuarto piso del complejo penitenciario. La madre y la compañera sentimental del occiso ganaron el proceso y serán indemnizadas por la pérdida de su ser querido.
PUBLICIDAD

Ganaron reparación

 

Quedó en firme la decisión emitida en primera instancia en marzo de 2017, que favorece a Gloria Inés González, madre de Jhon Jairo Benavides González, y a Johana Mercedes Grijalba López, pareja del fallecido, de quien esperaba un hijo. El fallo concluye que las demandantes deben ser reparadas por los daños morales ocasionados tras la muerte de Jhon Jairo, quien al momento de su deceso llevaba 15 meses interno en la cárcel de Picaleña.

Si bien la Unidad de Servicios Penitenciarios y Carcelarios de Colombia, Uspec, hizo uso de testimonios de personas que aseguraron que Benavides González cayó accidentalmente del cuarto piso, al salir de su celda, para al parecer recibir algo que un interno de un piso inferior le iba a arrojar; el Tribunal concluyó que sí hubo una falla en el servicio y en la seguridad con la que contaban los reclusos para la época en que sucedieron los hechos. Por lo anterior, madre y compañera sentimental del recluso serán indemnizadas. 

En su momento, fue motivo de cuestionamiento al Inpec el hecho de que el centro carcelario no contara con unas mallas de protección en los pisos superiores, dado que se contaron varias víctimas de quienes se dijo, pudieron haber sido lanzadas por otros reclusos al vacío. Una tutela posterior, obligó a la instalación de dichas mallas.

 

Los hechos

 

A la 1:30 de la madrugada del 11 de abril de 2014, Jhon Jairo Benavides González, de 26 años de edad, oriundo de Manizales (Caldas), cayó desde el cuarto piso del pabellón tres, bloque Uno del Coiba. Minutos después, fue trasladado al Hospital Federico Lleras, pero llegó sin signos vitales. La víctima sufrió un trauma craneoencefálico severo y otras fracturas de gravedad, que produjeron su muerte casi inmediata.

Aunque el caso se intentó presentar como un suicidio, esta versión no prosperó, ya que la familia la rechazó y no fue posible demostrar que el recluso hubiese querido acabar con su vida. 

 

Dato

 

Otros reclusos del Coiba, fallecidos de la misma forma en la época fueron Diego Fernando Rojas López y Omar Sánchez Díaz. Por su parte, Vianey Arias y Oscar Soley Ramírez sufrieron lesiones de gravedad. 

 

Redacción Judicial El Nuevo Día

Comentarios