Carlos García y Ricardo Ferro adelantaron campaña en Bogotá

ARCHIVO - EL NUEVO DÍA
Los candidatos a la Gobernación del Tolima y a la Alcaldía de Ibagué Carlos García Orjuela y Ricardo Ferro, respectivamente, decidieron salir de las fronteras tolimenses para llegar a la capital del país e impulsar sus campañas desde Bogotá.

Los candidatos acudieron a comienzo de semana a Bogotá, para buscar recursos y dar a conocer las razones por las que se enfrentan a sus contendores con base en firmas, y para ello adelantaron visitas a varios medios de comunicación.

Carlos García

García Orjuela resaltó que su campaña tenga un carácter cívico, lo mismo que su distanciamiento de la política tradicional de la cual -dice- ha castigado al Tolima con el mal uso de los recursos y criticó que sus contendores puedan llegar a “retrasar mucho más el desarrollo de la región”, hermana de la Capital.

Los niveles de pobreza, la informalidad, la falta de seguridad para los campesinos, la ausencia de educación de calidad y los líos de salud fueron algunos de los problemas que, en el criterio de García, vienen ahogando a su departamento.

“Bogotá ha centralizado la toma de decisiones que afectan a la periferia. Todo se está definiendo en Bogotá, por esto es que vinimos acá para asegurar recursos para cuando lleguemos a la Gobernación y a la Alcaldía”, dijo García Orjuela.

El exsenador señaló que él quiere “asegurar la financiación internacional y habla de 400 millones de dólares, a bajas tasas de interés y con 25 años de plazo y, al menos, tres años muertos que podrían transformar al Tolima y a su capital”.

“El uno es un candidato millonario y el otro ha sido un parlamentario inútil”, dijo García al referirse a dos de sus contendores hacia la Gobernación y rechazó que la política se esté convirtiendo en lucha de intereses económicos, de contratos y de clientelismo burocrático.

“Hoy los avales no corresponden a un programa o a una hoja de vida, ni a la concepción ideológica”, aseveró el cirujano y expresidente del Congreso.

Ricardo Ferro

Por su parte, Ricardo Ferro, aspirante a la Alcaldía de Ibagué, es claro al señalar que su ciudad no puede desconectarse de la realidad del país, “y menos de lo que sucede en Bogotá”, y al hacer referencia a los cargos que ha ocupado como asesor de Presidencia en Casa de Nariño, como Viceministro de Vivienda, lo mismo que de su paso por el Invías y la CRA para justificar por qué la política de su ciudad no puede hacerse sin que el Gobierno nacional sepa “que Ibagué existe”.

El agua, como uno de los principales problemas de capital tolimense, es uno de los temas en los que este exviceministro de Aguas concentra su campaña y una de las razones para estar adelantando contactos con organismos internacionales para tratar de asegurar recursos para -dice- sacar a Ibagué del “atraso en este tema”.

“Todo el mundo sabe que el corazón de Colombia es Ibagué, entre muchas cosas, por su cercanía con la capital del país, y el fácil acceso por avión o por tierra. Esto es lo que hace que muchos organismos internacionales e inversionistas extranjeros estén mirando hacia Ibagué, pero hemos venido perdiendo protagonismo”, dice Ferro, para quien una de sus tareas será la construcción de la capital del Tolima como marca, como ciudad región.

BOGOTÁ, COLPRENSA

Comentarios