Farc pide solidaridad con víctimas enterradas en La Escombrera

COLPRENSA - EL NUEVO DÍA
Al inicio de una nueva jornada de diálogos entre el Gobierno y las Farc en la Habana, Cuba, los delegados de la guerrilla se refirieron a la labor de desenterrar los despojos humanos en La Escombrera, en Medellín.

Aseguraron que en la llamada Operación Orión hubo crímenes de lesa humanidad por las fuerzas del Estado por lo que pidieron solidaridad con las víctimas de la comuna 13, además de consagrar esa zona como lugar de Memoria y compromiso absoluto de no repetición. 

“Víctimas de La Escombrera son héroes anónimos de la patria nueva (…) se debe evitar que sus victimarios pretendan ahora, por efecto de la propaganda, convertirse en sus redentores”, señaló Jesús Santrich. 

La Escombrera, ubicada en un rectángulo entre los barrios Eduardo Santos, El Salado y Nuevos Conquistadores, y el corregimiento San Cristóbal de Medellín, es conocida por ocultar el horror de la guerra entre milicianos, paramilitares y combos delincuenciales que azotaron a la Comuna 13 por más de una década y que se recrudeció entre los años 2000 y 2002, de los que serían la mayoría de las víctimas. 

Según las versiones de desmovilizados y familiares de los desaparecidos, se espera encontrar vestigios de más de cien cadáveres, que estarían enterrados bajo desechos de construcción y demás materiales que vertían volquetas que frecuentaban la zona. 

“Este operativo, ordenado por el entonces presidente de la República Álvaro Uribe Vélez y ejecutado por las fuerzas militares y la policía, con el concurso de los paramilitares, tuvo como resultado más de mil personas asesinadas y posteriormente desaparecidas, según Don Berna. El Estado necesitó 13 años para iniciar la búsqueda de los cuerpos, aun sabiendo dónde fueron enterrados”, advirtió el comandante guerrillero. 

Finalmente, las Farc hicieron un llamado a la movilización para exigir “el fin de la connivencia entre Estado y paramilitares”, tema que ha sido recurrente por la insurgencia en la mesa de diálogos, y sobre el cual han hecho un grueso de propuestas que fueron puestas a consideración de la mesa de conversaciones. 

"La sociedad colombiana debe movilizarse para exigir el fin de la connivencia entre el Estado y el paramilitarismo. Para ello resulta urgente llevar adelante las medidas de esclarecimiento y desmonte de tal fenómeno; asunto que hace parte principal de la Agenda de las Conversaciones de Paz en La Habana", concluyeron. 

COLPRENSA, BOGOTÁ

Comentarios