“Estamos mamados de que gobiernen los mismos con las mismas”: Robledo

JORGE CUÉLLAR - EL NUEVO DÍA
Uno de los referentes del Polo Democrático, el senador Jorge Enrique Robledo, dijo que Colombia debe romper con la diligencia tradicional que la ha conducido a la corrupción, por eso plantea la conformación de una convergencia nacional de diferentes sectores que compartan el mismo hastío.

El NUEVO DÍA: En los últimos días se ha hablado de coalición por la paz o contra la corrupción ¿en cuál va a estar usted?

Jorge Enrique Robledo: Cuando presenté mi candidatura el semestre pasado, planteé la idea de una convergencia nacional y eso es lo que queremos hacer, donde estemos nosotros pero también las fuerzas alternativas, por ejemplo los ‘verdes’, el Mais, organizaciones sociales, pero también la ciudadanía, me refiero a liberales o conservadores, no importa su origen.

Lo que también hemos dicho es que esta es una convergencia ni-ni, ni con los candidatos de la Unidad Nacional, ni con los candidatos del Centro Democrático.

A mí no me van a ver en una foto en campaña con Germán Vargas Lleras por ejemplo, o con Óscar Iván Zuluaga. Se trata de un programa distinto, entonces si uno se va a unir con sus contradictores, eso sería una falta de coherencia, nosotros en el Polo somos coherentes.

E.N.D.: En concreto, ¿con quiénes estaría haciendo esa convergencia?

J.E.R.: Estamos en conversaciones con Claudia López, Antonio Navarro Wolff y Sergio Fajardo, de momento estamos ahí y vamos a ver cómo evolucionan las cosas.

E.N.D.: ¿Cómo están las disputas en el Polo de cara a la elección de un candidato?

J.E.R.: Siempre que se va a escoger un candidato en un partido hay diferencias. Cuando se escogió la candidata en 2014, el Polo quedó en contra, entonces no sería sorprendente que en este caso también haya discusiones. Pero las cosas se van corrigiendo, no tengo ningún problema.

Las discusiones que hay son las más difíciles que hemos tenido porque tenemos al presidente, Juan Manuel Santos, dedicado a usar su poder contra el Polo, está usando todo el poder de la Casa de Nariño para comprarse, dividir o desacreditar al Polo, pero eso lo resolvemos a raíz de la idea de que el partido no se le arrodilla a nadie, por eso decimos que el Polo será ni-ni desde el 2018, ni con la Unidad Nacional, ni con el Centro Democrático.

E.N.D.: ¿En su proyecto hay garantía de que se implementarán los acuerdos de La Habana?

J.E.R.: Por supuesto, eso no tiene la menor duda. Hemos dicho cuando nacimos, no a la lucha armada y sí al proceso de paz y lo hemos acompañado, pensamos que cualquiera que llegue a la jefatura del Estado debe acompañar los acuerdos, sería muy grave que en Colombia pudiera hacer carrera la idea de que el Estado colombiano no cumple con sus compromisos. Además sería muy malo que intentaran dejarnos presos de ese debate para siempre, eso a mí me preocupa mucho, aquí hay intereses para que los colombianos solo hablemos de ese tema, de forma tal que los demás asuntos puedan amangualarse.

E.N.D.: Cuando Juan Manuel Santos consiguió su segundo mandato, usted dijo que se iban a completar 16 años de la misma política junto con los dos periodos de gobierno de Álvaro Uribe ¿cómo sería ese viraje de ganar unas presidenciales?

J.E.R.: En realidad, creo que la misma política viene desde más atrás, sería un cambio en el modelo económico, social y político del país que se viene aplicando desde hace rato. Ese cambio, por ejemplo, no contempla acabar con la propiedad privada. Es que llevamos 25 años, desde el gobierno de César Gaviria, con un modelo que solo le sirve a dos o tres muy poderosos en Colombia y principalmente a las transnacionales, eso también toca el agro, industria, salud, educación, empleo y un tema muy importante como la corrupción, que es parte de este modelo económico.

E.N.D.: A propósito de corrupción, el ministro del Interior, Juan Fernando Cristo, propuso una reforma política para frenarla. ¿Qué le parece la propuesta?

J.E.R.: Eso es una cortina de humo para distraer el escándalo de Odebrecht, pero además es otra de las falsas soluciones. La corrupción en Colombia no es un castigo del cielo, al país lo han corrompido todos los que lo han gobernado hace 50 años.

De vez en cuando se inventan falsas soluciones que incluyen verdaderos remedios. Lo primero que toca hacer es derrotar a quienes han gobernado, aquí hay sectores políticos que son los que nos tienen como estamos.

E.N.D.: Es un problema que se naturalizó...

J.E.R.: Dice Alejandro Gaviria, Guillermo Pérez, o cualquiera que haya estudiado a Colombia, que cuando se creó el Frente Nacional, hubo un acuerdo entre la élite económica y política para controlar el poder con clientelismo, para derrotar a la oposición y a los que quieren cambios. El clientelismo es una forma amable de llamar a la corrupción que ya lleva medio siglo profundizándose, relacionándose unos pillos con otros, de manera que no es raro que una cosa que nació corrupta, esté súper corrupta cincuenta años después.

Estamos mamados de que gobiernen los mismos con las mismas, no se hace misa católica con cardenales protestantes. Entonces si queremos cambiar esto, hay que empezar por derrotar a los que han gobernado.

E.N.D.: Regresemos a Odebrecht, ¿por qué dice que Néstor Humberto Martínez no puede ser el fiscal de ese caso?

J.E.R.: La Ley señala con precisión cuándo un funcionario debe declararse impedido y es muy simple: cuando tiene cercanía con los interesados en un tema. Entonces Martínez Neira Abogados, una oficina que él montó, asesoró al consorcio Navelena que tiene relación con Odebrecht. Él está superconectado en negocios con Odebrecht y con el Grupo Aval, además es socio de esa multinacional en el caso de la Ruta del Sol.

De las peores cosas que están sucediendo en Colombia es que tengamos un fiscal que se empeña en seguir actuando como uno, cuando está involucrado en los negocios de Odebrecht. Es que sus decisiones pueden favorecer a sus “socios” en los negocios.

En el tintero

E.N.D.: ¿Qué opina de la reciente decisión del Consejo de Estado de ordenar al Tribunal Administrativo del Tolima evaluar la constitucionalidad de la pregunta de la Consulta Popular?

J.E.R.: Fue inconveniente eso, habrá que superar las dificultades, esas cosas son difíciles porque hay poderes que se mueven detrás. Al final la consulta se va a hacer y vamos a derrotar a la mala minería en Ibagué.

E.N.D.: Usted capitalizó en el Congreso una lucha quijotesca contra el proyecto de reforma tributaria, ¿Qué opina de los congresistas que inicialmente la rechazaron pero al final la aprobaron?

J.E.R.: El congreso al final gana quien tenga la mayoría y Santos tiene la mermelada para aceitarla, entonces nos derrotaron, pero nosotros cumplimos con nuestro deber y siendo muy malo lo que salió, hubiera sido peor con los esfuerzos que hicimos. Yo vi partidos enteros que se pararon y dijeron que no votarían el aumento del IVA y lo peor es que no hay cobro político, le mienten a la gente, pero después tienen la mermelada suficiente para ponerlos a votar, eso es parte de la corrupción nacional.

EL NUEVO DÍA

Comentarios