Así van las obras en las zonas veredales de Tolima

Así van las obras en las zonas veredales de Tolima
Continúa la instalación de los campamentos en las zonas veredales del departamento, los cuales han tenido varias dificultades y aunque se está tratando de sortearlos, la carrera es ‘contrarreloj’ para su entrega.
ARCHIVO - EL NUEVO DÍA
Los guerrilleros en las zonas veredales también trabajan para la adecuación del terreno.
Foto: ARCHIVO - EL NUEVO DÍA
7 Abr 2017 - 3:01am

Varios obstáculos se han tenido en las zonas veredales para la adecuación y construcción de las áreas comunes y alojamientos para las Farc en Icononzo y Planadas, a pesar de esto, se está tratando de dar agilidad, ya que existe el compromiso que el 30 de abril los milicianos tengan listas sus zonas.

Icononzo

Las mayores dificultades se han generado en la vereda La Fila donde está ubicado un grupo de guerrilleros del Bloque Comandante Jorge Briceño, proveniente de la Sabana del Yarí. Una de las principales inconsistencias es el deteriorado estado de la vía, dificultando la llegada de materiales y maquinaria a la zona veredal.

Fondo Paz y la Alcaldía de Icononzo, están firmando un convenio para el arreglo de la vía de acceso al campamento y otras vías cercanas, esto a pesar de que hace pocos meses los ingenieros militares intervinieron el carreteable, pero las fuertes lluvias han contribuido con el rápido deterioro, por lo tanto se está concretando algunas obras de arte en el tramo, y alcantarillas de desagüe.

Otro inconveniente que hubo en esa zona, fueron las diferencias entre las expectativas de obra de los guerrilleros y las posibilidades reales contratadas, por lo que se habría frenado cerca de un mes el trabajo, lo que luego se pudo conciliar; aproximadamente son 25 las terrazas que se construirán, de las cuales ya se tiene el 60 por ciento, y de estas un 30 por ciento ya tienen las placas, con el fin de levantar las estructuras y la cubierta y como último paso hacer el cerramiento en superboard.

Sobre los servicios públicos hay una gran preocupación, ya que a pesar de que se pudo identificar una fuente de agua para la captación del suministro a los guerrilleros, se estarían pidiendo algunos cobros para hacer uso de ella. El ‘plan b’ es hacer un pozo profundo, pero el dueño del predio no estaría de acuerdo; como tercera opción está el traslado de agua en carrotanques, pero esto aún no se ha resuelto.

Respecto a la energía eléctrica, se está haciendo uso de una planta a gasolina, lo que representa altos costos, por lo tanto se están haciendo acercamientos con la empresa de energía Codensa, y se está a la espera de las directrices, ya que para esto se está contando con el apoyo del Ministerio de Minas y Energía.

Planadas

Para la vereda El Oso, donde está el Frente 21 de las Farc, el panorama es más alentador, ya que las vías de acceso son mejores y el clima ha sido favorable, además buena parte del movimiento de tierra se ha hecho, el material que hacía falta para continuar con las estructuras llegó ayer.

Allí se tendría un equipo de tiempo completo y supuestamente se está contratando cuadrillas adicionales, e igual que en las otras zonas veredales las Farc están colocando mano de obra para contribuir en la agilidad de las construcciones.

Frente al suministro de agua, ya se estaría adelantando el tratamiento y captación del líquido. Para el caso de la energía eléctrica se está extendiendo una línea para ese fin, por lo tanto los servicios básicos estarían ya cubiertos.

Taylor Valbuena, asesor de la Oficina del Alto Comisionado para la Paz, coordinador regional Tolima, indicó que la fase uno sobre áreas comunes como cocinas, comedores, aulas, áreas de esparcimiento entre otras labores propias del contratista, se unificaron con la fase dos de los alojamientos, con el fin de que las Farc pudiesen ayudar en las obras.

Alimentos

EL NUEVO DÍA también conoció que se contratará a otra firma para que se haga cargo de la labor hecha por la Agencia Logística del Estado, en el suministro de alimentos a guerrilleros, misma labor que cumple esa entidad para la Fuerza Pública.

Al parecer, las principales inconsistencias en la alimentación han tenido que ver con el traslado a las zonas veredales y la cantidad, ya que se desconocía el registro formal de los guerrilleros; además hubo inconformismo por los alimentos que les llegaba en especial por enlatados, ya que en algunos casos se negaron a consumirlos.

Publicada por
EL NUEVO DÍA