ss

Recusación contra Ferro, un pulso en la Comisión de Acusaciones

SUMINISTRADA - EL NUEVO DÍA
La primera tarea que cumplirá el representante John Jairo Cárdenas como nuevo presidente de la Comisión de Acusaciones de la Cámara será definir la recusación que el expresidente Juan Manuel Santos interpuso contra el representante Ricardo Ferro para que se aparte de la investigación preliminar que se adelanta en su contra por la supuesta financiación ilegal de Odebrecht para su campaña de

La primera tarea que cumplirá el representante John Jairo Cárdenas como nuevo presidente de la Comisión de Acusaciones de la Cámara será definir la recusación que el expresidente Juan Manuel Santos interpuso contra el representante Ricardo Ferro para que se aparte de la investigación preliminar que se adelanta en su contra por la supuesta financiación ilegal de Odebrecht para su campaña de reelección en 2014.

Esta definición tiene aspectos particulares. Cárdenas, del partido de la U y uno de los congresistas más cercanos al exmandatario, asumió la presidencia de la célula judicial del Congreso en reemplazo del tolimense Ferro, parlamentario del Centro Democrático. Ambos han dicho que brindarán todas la garantías del caso.

A través de su abogado, el expresidente calificó al parlamentario como su “enemigo”, hecho que constituye la razón esencial para pedir que se separe de la investigación. Así pues, el problema jurídico que deberán evaluar los miembros de la comisión es si pueden avalar ese señalamiento, sustentado en 13 situaciones, publicaciones periodísticas de esta casa editorial, tuits, columnas de opinión y una entrevista en una emisora.

De la teoría de aceptar la recusación contra Ferro estarían los partidos Liberal, Cambio Radical y la U, quienes suman ocho votos en la comisión. Por no aceptarla se inclinarían Centro Democrático y Conservador, mientras que la Alianza Verde aún no es claro.

Jurisprudencialmente se considera la figura “enemigo” cuando se acredita una situación real, objetividad de enemistad y que la misma pueda considerare como “grave”, sumado a que se deben evaluar elementos como la subjetividad, la reciprocidad y la gravedad, en lo que se haya dicho de parte, en este caso, del representante investigador.

Lo particular de esta situación es que mientras el expresidente Santos califica de “enemigo” a su investigador, Ferro ha votado en los últimos dos meses en el archivo de algunos procesos que cursaban contra Santos.

Un aspecto más que deberá definir el nuevo presidente de la Comisión es si amplia a tres los representantes investigadores, esto porque en la actualidad Ferro había dicho que esperaba sumar dos congresistas más a ese proceso.

EL NUEVO DÍA

Comentarios