MOE Tolima alerta presunto fraude en la inscripción de cédulas en municipios

ARCHIVO - EL NUEVO DÍA
La Misión de Observación Electoral (MOE) informó que, luego de culminar el proceso de inscripción de cédulas para las elecciones presidenciales y haber revisado el censo electoral publicado por la Registraduría, evidenció que en Piedras existen más votantes que habitantes.

Así pues, a pesar de las advertencias de la organización, Piedras se convirtió en el tercer municipio del departamento, junto a Prado y Ambalema, donde se tipifica un presunto delito de fraude en inscripción de cédulas (ver recuadro uno).

Cristian Martínez, coordinador de la MOE en el Tolima, hizo un llamado al Consejo Nacional Electoral (CNE) para que revise los censos electorales y realice la depuración que exige la legislación. “En Piedras hay 100 personas que están por encima del censo poblacional. Es una situación que advertimos desde enero pasado”, acotó.

Por otro lado, la MOE hizo una alerta temprana para que se vigile de manera especial las inscripciones de cédulas que inician en octubre de 2018, de cara las elecciones regionales del próximo año. En concreto, de acuerdo con las proyecciones oficiales del Departamento Nacional Administrativo de Estadística (Dane), en Carmen de Apicalá y Suárez la diferencia entre los censos poblaciones y electoral es de menos de 100 personas (ver recuadro dos).

“Esto nos traduce que cuando se abran las inscripciones, con 100 cédulas vamos a igualar los censos. El llamado al CNE es también para que revise los censos de Alvarado, Santa Isabel y Villarrica, donde hay diferencias muy pequeñas para igualar los censos”, agregó Martínez.

Para la primera vuelta presidencial, la MOE dispondrá de 118 observadores en 35 de los 47 municipios del Tolima, es decir, al menos el 80 por ciento de los ciudadanos encontrarán voluntarios que recepcionarán las denuncias por posibles delitos electorales.

En el más reciente Comité de Seguimiento Electoral, las autoridades ratificaron que más de 10 personas luciendo el mismo color de camiseta y logosímbolo, estarán incurriendo en proselitismo político y, por lo tanto, podrán imponer los comparendos establecidos en el Código de Policía.

Serán más de seis mil uniformados, entre Ejército y Policía, quienes garantizarán la seguridad y el desarrollo de la jornada electoral. Vale mencionar que a esta comisión apenas acudieron alcaldes y delegados de seis municipios.

EL NUEVO DÍA

Comentarios