“Al Tolima no le han llegado los compromisos del Gobierno”, Miguel Barreto

ARCHIVO - EL NUEVO DÍA
Al referirse al primer año del presidente Iván Duque, el senador conservador Miguel Ángel Barreto aseguró que aún no se han cumplido las expectativas. Habló de cuáles serán sus prioridades en esta nueva legislatura.

¿Qué proyectos presentará en esta legislatura?

Vamos a presentar dos. Como es política del Gobierno nacional impulsar el turismo como nuevo petróleo, radicaremos un proyecto que baje el costo de los tiquetes aéreos, buscando hacer más competitivo a nuestro país. Aquí vale mencionar que también nos hemos reunido con presidentes de varias aerolíneas para buscar nuevas rutas para Ibagué en el contexto nacional. El segundo lo presentamos para que los predios privados donde están construidos colegios pasen al sector público, permitiendo que se puedan invertir recursos para mejorar su infraestructura.

¿Y qué debates de interés para el Tolima citará?

Son tres. Con la senadora Ana Paola Agudelo y el senador Jorge Robledo, vamos a llamar al Gobierno para saber cuál va a ser la continuidad y los recursos dispuestos para el Triángulo del Tolima, un distrito de riego estratégico que hoy es un elefante blanco porque se han invertido cerca de $500.000 millones, pero que se está deteriorando.

El segundo debate tiene que ver con la defensa del bosque de Galilea, una reserva forestal de 32.000 hectáreas ubicado en el oriente del Tolima y que posee una diversidad ambiental enorme, pero hay interés de hacer explotación de fracking. El tercer debate es sobre la industria veterinaria farmacéutica, porque debido a las serias deficiencias del ICA en los procesos de licencias y permisos, hoy muchos productos no llegan al país.

¿Cómo cree que le fue al Presidente en su primer año?

Los colombianos tienen una expectativa grande en el Presidente, pero vemos que al departamento no le han llegado los compromisos que se le hicieron. Los sectores textil y agropecuario se sienten maltratados y olvidados. Hablan de fortalecer las entidades territoriales, pero cada día la brecha de la desigualdad está aumentando y no ha habido diálogo con las regiones, tanto así que muchos ministros no están interpretando la realidad del país y piensan que esto es Francia, Estados Unidos o Inglaterra. Deben ponerse las botas y dejar los zapatos de charol.

Para el caso del Tolima, ¿será que no le está parando bolas a la bancada en el Congreso?

Nosotros hemos estado unidos, haciendo todo lo que ha estado a nuestro alcance, dejando todo en la cancha, como dicen los jugadores, por encima de los colores y las banderas políticas. Es algo histórico. Mis compañeros han estado muy juiciosos presentando proyectos, haciendo debates y pidiendo cita con los diferentes ministros, pero otra cosa es el gobierno. Es lamentable que hoy muchas regiones se sientan ignoradas desde nivel central.

Entonces la descentralización es solo un cuento...

En el caso de las regiones productoras, los problemas de orden público, ambientales y de salubridad quedan en las regiones, pero los recursos los maneja el Gobierno nacional. Entonces seguiremos trabajando en ese sentido, para reclamar, por ejemplo, el transporte escolar, la atención en las plantas de beneficio que están cerradas por políticas erradas y la intervención de las vías terciarias. Y también continuaremos trabajando por el sector textil, el sistema estratégico de transporte público de Ibagué y el aeropuerto Perales.

¿Cuál será su posición frente al proyecto de segunda instancia, que sería presentado con ocasión de la extradición de Andrés Felipe Arias?

No lo apoyo. Nosotros no debemos legislar para personas en particular, sino para Colombia. Ese proyecto se va a derogar como bancada del partido Conservador. La ley no puede ser para los de ruana, sino para todos

¿Y cuál es su postura frente al proyecto que endurece penas a corruptos? ¿Tendrá que declararse impedido porque su primo, el gobernador Barreto, es investigado?

Lo apoyo y quiero participar del debate porque al país hay que ponerle la cara. Ahora, los congresistas nos declaramos impedidos por procesos en contra nuestra o de familiares. En mi caso, me tendré que declarar impedido por una demanda en las elecciones al Senado y porque el Gobernador tiene algunos procesos, pero será la plenaria del Senado quien la acepte o la niegue.

¿No cree que es un mal mensaje que el proyecto que bajaba el salario de los congresistas se haya hundido y ahora anuncien un aumento?

Yo interpreto ese sentimiento. Sería interesante no solo revisar el tema del sueldo de los congresistas sino el que reciben funcionarios en diferentes instituciones, evaluar sus competencias y qué están haciendo. Eso requiere una reforma estructural. Si el estudio arroja que hay que bajar el sueldo al Congreso, pues habrá que hacerlo. Con el déficit fiscal del país, nos toca apretarnos el cinturón a todos.

EL NUEVO DÍA

Comentarios