La columna de Duque en la que arremete contra Uribe

COLPRENSA - EL NUEVO DÍA
“Uribe es identificado como un escudero de las Convivir, es decir, con una expresión clara de la extrema derecha colombiana que concibe la paz únicamente como resultado de una victoria militar sobre los alzados en armas”, así se refería en julio de 1998 un joven Iván Duque, entonces afín al liberalismo, al que varios años después sería su mentor político.

La opinión, propia de un contradictor del expresidente, hace parte de una columna escrita por Duque en el semanario Tolima 7 Días, de la casa editorial El Tiempo, y que fue hallada por Edwin Gutiérrez, estudiante de octavo semestre de Comunicación Social y Periodismo de la Universidad del Tolima.

En el escrito, titulado ‘Los pecados de Álvaro Uribe’, Duque hace una serie de consideraciones sobre las circunstancias que llevaron al partido Liberal y al candidato Horacio Serpa a perder las elecciones en Antioquia frente al conservador Andrés Pastrana. En su análisis, Duque concluye que el entonces liberal Uribe Vélez también tuvo su cuota de responsabilidad en la derrota.

En primer lugar reflexiona sobre el rol que jugaron en campaña los dirigentes Fabio Valencia Cossio y María Emma Mejía, y después le reprocha a Uribe su flojo papel en esas elecciones.

“Ustedes se preguntarán por qué considero que la traída de Álvaro Uribe fue un error craso. Vamos por partes: el doctor Uribe nunca respaldó con fuerza la candidatura de Serpa, y lo que es peor, creo que nunca se podrán identificar ideológicamente en tanto Serpa es un hombre empeñado en la paz, y Uribe es identificado como un escudero de las Convivir”, señaló.

Además, Duque mencionó que las Farc desestimaron a Serpa como interlocutor para un eventual proceso de paz porque el diario El Espectador advirtió que Uribe sería nombrado su Ministro de Defensa. Y agrega que no tuvo intención de apoyar esa aspiración.

“Otros creen que el error estuvo únicamente en que Uribe fue oportunista y solo participó cuando vio la posibilidad de una victoria liberal. Me parece para finalizar, que a Uribe Vélez en este momento lo único que le preocupa es organizar su campaña para el 2002, y de pronto por eso poco le importa la derrota del partido. Ya nos queda claro que Uribe no es profeta en su propia tierra”, puntualizó.

Tras ser desempolvada, la columna se viralizó rápidamente y ha generado múltiples reacciones en redes sociales.

EL NUEVO DÍA

Comentarios