Las respuestas de Orozco sobre su pasado judicial

ARCHIVO - EL NUEVO DÍA
En entrevista para La W, el candidato conservador a la Gobernación dijo que nunca pudo defenderse en el proceso que avanzaba en su contra por tentativa de homicidio porque no fue notificado.

El candidato conservador a la Gobernación, Ricardo Orozco, habló en entrevista para La W sobre la investigación y la condena que le fue impuesta hace varios años por hechos ocurridos en 1990, cuando pertenecía al Departamento de Policía de Putumayo y en los que un hombre resultó gravemente herido.

Tanto en la entrevista como en rueda de prensa con medios locales, el aspirante volvió a insistir en que conoció tardíamente el proceso penal que avanzaba en su contra, porque nunca fue notificado al respecto. Enfatizó en que se le vulneraron su derechos porque no tuvo oportunidad de defenderse.

Al ser consultado sobre porqué llegó a un acuerdo amistoso con el padre de la víctima si se consideraba inocente, Orozco aseguró: “Uno en la inmadurez y no conocer la ley, el señor padre de él me dice deme $250.000 pesos y yo no molesto más, entonces yo, de una manera ingenua, le di ese dinero, eso es verdad, no lo voy a negar y él fue y presentó un desestimiento, pero nunca (fue) en el hecho de aceptar porque sabía que no había cometido el acto”.

Y aunque dijo que tenía el convencimiento de no ser culpable de un delito, el candidato afirmó que no apeló la decisión de primera instancia porque nunca tuvo conocimiento y solo se enteró de que había una condena en su contra cuando solicitó una certificado de pasado judicial. Según indicó, las autoridades conocían la dirección de su residencia en Ibagué y fue capturado en 2002, cuando estaba trabajando en el almacén de insumos Central Pecuaria.

En otra parte de la entrevista, Orozco Valero reconoció que fue destituido de la Policía debido a su participación en estos hechos y dijo no acordarse de tres sanciones que en su momento le fueron impuestas cuando fue agente.

Al margen del asunto jurídico, cuando le preguntaron sobre el impedimento moral y ético para ser candidato, el aspirante respondió: “He sido varias veces funcionario público, fui diputado, secretario del Interior, en mi actuar de toda la vida en el Tolima nadie puede tener una tacha (...) cuando asumí y quise ser candidato y tome esta decisión, sabía de este problema, por eso hoy no tengo ningún problema en salir a su medio de comunicación y colocar la cara”.

Entre otras cosas, ante medios locales, dijo que la víctima nunca lo denunció, que no tiene ninguna inhabilidad para ser candidato y que en unos 20 días interpondrá una demanda contra el Estado ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos buscando una indemnización.

 

Relación con ‘Morrongo’

Por otro lado, a Orozco le preguntaron si conocía a Francisco Javier Sandoval Buitrago, un hombre conocido como ‘Morrongo’ que había sido señalado en el pasado de ser colaborador y financiador de las Autodefensas en Fresno.

Orozco respondió tajantemente: “No tiene ninguna relación con mi campaña ni con aportes ni nada. Absolutamente nada. No tiene ninguna relación conmigo ni mi campaña”.

Luego dijo que ‘Morrongo’ es un personaje conocido en el departamento y afirmó, dubitativo, que la última vez que lo vio fue hace un par de años. “Lo vi por ahí hace unos dos años, diría yo”, puntualizó.

Finalmente se comentó que Buitrago, según el portal Verdad Abierta, es uno de los grandes contratistas para proveer suministros a instituciones estatales como el Inpec y el Icbf.

EL NUEVO DÍA

Comentarios