Emilio Martínez denunció a ciudadano que lo acusó de exigirle dinero a contratistas

ARCHIVO - EL NUEVO DÍA
El exrepresentante a la Cámara Emilio Martínez, jefe de Cambio Radical en el Tolima, denunció penalmente al ciudadano Luis Alberto Segura Gómez por el delito de calumnia luego de que este lo acusara de pertenecer a una organización delictiva conformada para hacer pedidos de dinero a contratistas de la Alcaldía de Espinal.

Por esta supuesta exigencia, Segura Gómez denunció este lunes ante la Fiscalía General de la Nación al excongresista por los delitos de concierto para delinquir agravado, interés ilícito en la celebración de contratos y tráfico de influencias.

De acuerdo con Martínez Rosales, “los graves hechos delictivos que me son atribuidos no tienen soporte probatorio y la noticia criminal contiene únicamente afirmaciones etéreas, vagas, imprecisas, gaseosas, precisamente por la mendacidad que entraña el relato fáctico”.

El exrepresentante aseguró que la cédula que aparece en la denuncia no corresponde a la de Segura Gómez. “Al haber hecho la consulta de la Policía Nacional respecto al número de identificación, se obtuvo como resultado un cupo alfanumérico correspondiente al ciudadano Acuña Díaz Bernardo, evidenciándose que quien rubricó la denuncia en mi contra no es la persona que se anunció en la ‘notitia criminis’”, se señala.

En segundo lugar, indica que la dirección que aportó Segura para notificaciones no existe, pues “con una simple corroboración física se pudo establecer que no existe en la nomenclatura urbana de ese municipio”.

Finalmente menciona que las afirmaciones en su contra le han causado graves consecuencias en el ámbito personal, social, familiar y laboral.

 

El caso

 Según el denunciante, supuestamente el excongresista, con la anuencia del alcalde Mauricio Ortiz Monroy, estaría detrás de los injustos reclamos a contratistas para que entreguen un grueso porcentaje de sus honorarios. Al respecto, el mandatario negó que exista algún reclamo económico a contratistas.

Como prueba, el denunciante aportó un audio en el que la contratista Yina García Garay, una trabajadora social vinculada a la Administración municipal con una asignación mensual de $5 millones, aseguró que una funcionaria le pidió entregar la suma de $3.300.000 para que después sea distribuida en partes iguales al exparlamentario y el Alcalde.

Recordemos que a Martínez se le declaró la ‘muerte política’, tras comprobarse que hizo destinación indebida de recursos públicos en el Congreso, pese a esto, se ha mantenido como uno de los barones electorales del Tolima y ha conservado su influencia por medio de su hermana Rosmery Martínez, candidata la Gobernación de los partidos Cambio Radical y Liberal.

EL NUEVO DÍA

Comentarios