“No vengo a la Alcaldía a hacer una pasantía, vengo a ejecutar”, Leonidas López

HÉLMER PARRA - EL NUEVO DÍA
El exrector universitario y candidato a la Alcaldía por el Centro Democrático dijo confiado que es el más experimentado de los aspirantes.

Ha llamado la atención su lema de campaña: ‘Con suficientes canas para hacerlo bien’. ¿De dónde viene?

Las canas son un indicativo de experiencia. Yo no vengo a hacer una pasantía para ver si soy buen alcalde ni vengo a entrenarme a ver si el cargo me sirve para una posición en el futuro. La cana es sinónimo de madurez, reposo y de ejecución garantizada, porque he sido un gerente ejecutor. Eso es lo que quiero presentar a los ibaguereños: una experiencia para administrar una ciudad que necesita un gerente con conocimiento de la ciudad.

¿Cómo piensa replicar en la administración pública los aciertos que tuvo en la academia y la educación?

La administración pública tiene los mismos pilares de cualquier gestión empresarial: finanzas, planeación, talento humano y mercadeo. Aunque existe una normatividad, unas reglas y unos compromisos diferentes, voy a garantizar los mismos principios de gestión administrativa eficiente y transparente que he usado siempre en la vida, para dirigir esta ciudad. Las empresas y la administración se deben parecer a su alcalde, por lo tanto no toleraré la corrupción ni voy a permitir que las personas que estén alrededor mío no cumplan ese mismo criterio.

Un ejemplo de su gestión...

La gestión está vinculada a la eficiencia, la transparencia y la utilización adecuada de los recursos. Un ejemplo: como rector General de Uniminuto, transferí a África un modelo colombiano de educación que ha sido reconocido en todos los entes multilaterales porque resuelve un problema de país, es sostenible y replicable. Eso es gestión, cuando uno identifica una necesidad y busca una solución innovadora que sea viable económicamente.

¿Qué lo diferencia de los otros ocho candidatos?

Admiro en todos los candidatos su deseo de llegar a la Alcaldía. Pero la diferencia es que yo tengo una experiencia demostrada, capacidad de gestión certificada, construyo sobre lo construido, una práctica absolutamente transparente frente a lo que hago, integro muy fácilmente a los equipos, una aptitud de cero tolerancia frente a la corrupción, integro bien a los equipos y a las comunidades, y conozco al sector privado.

Entrado en la dinámica de la campaña, ¿ha sentido en las comunidades ese comentario de que pertenece a las élites?

Nadie lo ha visto así. Esa es una historia de la radio y de hacer algún tipo de diferenciación negativa. Pienso que todo el mundo que ha estudiado pertenece a una élite del conocimiento, porque tiene una ventaja diferente a la que otros quizás no han tenido. Mi papá fue un comerciante y madre una maestra de escuela que me dijeron que lo único que me iban a dejar en la vida era el estudio, porque con eso podría hacer todo en la vida. La élite que me dieron fue el estudio.

En esta Alcaldía surgieron resquemores con la clase empresarial. ¿Qué puede esperar la ciudadanía sobre el tono de su relacionamiento con el sector privado?

Le puedo hacer un listado de 20 empresas que ayudé a crear y de las cuales fui gerente. Es decir, conozco profundamente el sector empresarial y sé cuáles son sus necesidades y cómo solucionarlas. De mí pueden esperar una relación en armonía con la Administración y mecanismos de trabajo conjunto.

Para esto y como una manera de generar un ambiente de confianza y escenarios de participación, propongo crear una unidad dentro de la Alcaldía, encabezada por el alcalde, que atienda exclusivamente el relacionamiento con los pequeños y grandes empresarios. Cada uno puede tener una visión diferentes, pero podemos definir un proyecto de ciudad común en el que todos jalamos para el mismo lado y seguro que los resultados se van a ver rápidamente.

¿Que pertenezca al partido de Gobierno supondría una ventaja para un eventual mandato suyo?

Ese es un hecho que no es menor. Ibagué tiene la oportunidad de tener, al tiempo, un gobierno municipal y nacional del Centro Democrático. En el Plan Nacional de Desarrollo existen 20 metas en diferentes ámbitos que contemplan recursos a los que podemos acceder con una ciudad organizada, un gobierno cercano y con una mecánica de presentar proyectos. Es cierto que no he sido funcionario público, pero conozco y tengo una larga relación con lo público. Como rector universitario, conocí todos los entes del Estado y sé de la dinámica con la que trabaja el Gobierno y cómo se relaciona con otros sectores.

Se ha dicho que algunos miembros del Centro Democrático no están comprometidos con su candidatura. ¿Lo ha sentido así?

Eso es algo que he oído hace un tiempo, pero no es así. Aquí vino el expresidente Uribe a estar conmigo. Yo pregunto si algún otro candidato ha tenido acompañamiento físico de sus grandes jefes. No lo han hecho. Conmigo han estado la senadora Paloma Valencia, el representante Ricardo Ferro, Carlos Edward Osorio y Jaime Eduardo Reyes. Todos me han aportado su conocimiento, cuento con ellos en el terreno y obviamente me acompañan en el diseño de cuál es la ciudad que queremos. Y hay muchas personas que se han acercado, porque ven una candidatura abierta, que prioriza los temas de ciudad y que le da mucho espacio a las personas que quieren trabajar por la ciudad.

 

A grandes rasgos

El desempleo es uno de los principales problemas de Ibagué. ¿Qué propone para disminuirlo?

 Es el principal problema de la ciudad y es consecuencia de la falta del dinamismo de la economía. Una receta de activación debe ser promover la ciudad en el orden nacional, generar ambientes de confianza para que haya más negocios y cuidar a los empresarios que tenemos, revisando sus costos de producción, impuestos, subsidios e incentivos. Además, Ibagué tiene un tesoro que es toda la creatividad de sus jóvenes en la música, la cultura o la gastronomía. Hay políticas para que esa creatividad se vuelva una generadora de empleo.

¿Cuál será su apuesta contra el microtráfico?

La lucha contra el microtráfico debe ser en dos caminos: utilizando las herramientas de ley para acabar con el negocio ilícito y creando sistemas de prevención para personas que, por ejemplo, han caído en la práctica de las drogas y no encuentran apoyo para salir de eso. Todo pensado para generar un entorno de educación para los niños y jóvenes.

Como conocedor de la educación, ¿qué plantea en esta materia?

La primera acción que tome cuando me posesione a la Alcaldía, será verificar que ningún niño se quede sin cupo en una institución educativa. Ahora, debemos garantizar que lo que se está haciendo en cuanto a infraestructura se termine y que los colegios tengan más tecnología, esto pensando en hacer una apuesta muy fuerte a la Jornada Única.

En cuanto a educación superior, Ibagué tendrá la condición especial de que dos universidades van a estar acreditadas en alta calidad, eso significa que la ciudad va a tener más talento y van a venir más empresas a buscar ese talento.

También tenemos que poner más recursos para que más personas entren en la educación superior, y vamos a fortalecer la educación técnica y tecnológica, que es la que desarrolla la habilidad que una persona tiene, acercándolo rápidamente al trabajo.

EL NUEVO DÍA

Comentarios