“A Ibagué le propongo cambiar el viejo modelo burocrático de hoy”, Zárrate

“A Ibagué le propongo cambiar el viejo modelo burocrático de hoy”, Zárrate
Hugo Ernesto Zárrate, candidato a la Alcaldía de la Convergencia Alternativa, dijo que la ciudadanía debe desconfiar de los aspirantes que invierten mucho dinero en campaña.
ARCHIVO - EL NUEVO DÍA
Hugo Ernesto Zárrate, candidato a la Alcaldía de Ibagué por la Convergencia Alternativa.
Foto: ARCHIVO - EL NUEVO DÍA
17 Sep 2019 - 3:01am

Una de los principios de la convergencia que usted representa es la lucha contra la corrupción, una bandera de los sectores alternativos. ¿Ha tenido eco en la ciudadanía?

Yo tengo el honor de ser respaldado por el senador Jorge Enrique Robledo, adalid de la lucha contra la corrupción. En sana lógica, uno no le confiaría ni su familia ni su ciudad a un candidato que tenga cuestionamientos éticos y penales. En mi caso, siempre que he ocupado cargos de importancia, no se ha perdido un peso ni he sido acusado por un delito contra la administración pública ni nada que se le parezca.

Acá la ciudadanía tiene un rol fundamental. Esta ciudad no será moderna porque se hagan más puentes o calzadas, lo será el día que la sociedad civil este empoderada y utilice su poder soberano para arrinconar a los corruptos, evalúe la ejecución de los recursos, se pronuncie en las calles de manera ordenada y le quite el control a los politiqueros. Por esto, propongo cambiar el modelo burocrático de esta ciudad, por uno de participación de la sociedad civil a fondo.

¿Cómo funcionaría ese nuevo modelo?

Cambiar el viejo modelo administrativo burocrático y politiquero de hoy en el que dos o tres personas son ordenadores de gasto, por colectivos de responsabilidad por cada una de las problemáticas públicas. Sus integrantes, que serán elegidos por los mismos sectores que sufren las problemáticas, tomarán decisiones con el alcalde, incluyendo las determinaciones de inversión presupuestal. Así, entre más personas tengan la facultad y el poder de tomar decisiones sobre el gasto, pues menos posibilidades hay de corrupción.

En segundo lugar, propongo fortalecer la cobertura de internet y crear una plataforma de gobierno virtual, para que las decisiones fundamentales de la administración, como el trámite de un proceso licitatorio, se haga en vivo y de cara a la ciudadanía. Y así, quien tenga alguna objeción o quiera pegar un grito de prevención porque se está cocinando un negociado, pueda hacer la denuncia al instante.

El desempleo es uno de los principales problemas de la ciudad. ¿Cómo piensa generar más oportunidades de trabajo?

He propuesto unas medidas de choque. Primero, con una suma de $10.000 millones por año de los ingresos ordinarios del presupuesto del Municipio y en un ejercicio de alianza con la academia y los gremios, propongo crear un fondo de apoyo con crédito dirigido a los jóvenes, madres cabezas de familia y población con discapacidad.

Y segundo, debido a que el 57 por ciento de la población económicamente activa hace parte de la economía informal, ocupando territorio del Municipio, voy a expedir un decreto de amnistía por tres meses para que podamos registrar a cada uno y así podamos formular una política donde podamos encontrar un punto de equilibrio entre el derecho individual al trabajo y el colectivo de la sociedad a ocupar el espacio público. La idea es incorporar todo ese recurso humano a la economía legal con crédito y asesoría.

¿Y a la largo plazo, cuál es la plan estructural para acabar con la problemática?

He insistido en que tenemos unas ventajas competitivas aprovechando la riqueza paisajísticas con la generación de una política de turismo natural y nuestra cultura, con base en que Ibagué es ‘Ciudad Musical’. Y a mediano plazo, habiendo diagnósticos de los sectores gremiales, en esta ciudad un alcalde no se ha puesto de acuerdo con los distintos actores de la economía local, para formular un modelo de desarrollo económico.

Yo planteo hacer eso con base en tres factores económicos fundamentales: la agroindustria, con la creación de una agenda de desarrollo local para este sector; los servicios logísticos, aprovechando la ubicación de la ciudad y la construcción de una central de abastos.

¿Dará continuidad al Modelo Integral de Atención en Salud que implementó esta Administración?

Creo que el modelo Mias es importante para prevenir la enfermedad, pero habría que profundizar en el tema de territorio saludable, es decir, una focalización en algunos de los barrios más humildes de la ciudad para llevar ciertos servicios de salud a la casa, aplicando la biotecnología para atenciones elementales como la toma de un examen de orina o sangre. También pondría la Secretaría de Salud a que haga las veces de la Superintendencia, para corregir la deficiente prestación de pacientes de los regímenes contributivo y subsidiado.

Y propongo la creación de 13 puntos en las 13 comunas que brinden atención gratuita a personas que tienen afectado el derecho a la salud. De tal manera que abogados puedan resolver estas complicaciones por gestión administrativa y los que no se puedan arreglar de esa forma, ellos estarán dispuestos para presentar las tutelas.

¿Cómo asumirá los retos que supone el cambio climático en una ciudad como Ibagué? 

Tenemos varios programas fundamentales: recuperar los ríos Combeima y Chipalo, recogiendo un 67 por ciento de las aguas residuales con dos plantas de tratamiento, para que puedan ser reutilizadas en la agroindustria. También tenemos que hacer valoración económica de nuestros recursos, apuntándole a que la gente los proteja y si los daña, que sepa que va a tener un castigo o una sanción. Y propongo el proyecto de basura cero y separación en la fuente. De otra parte, sostengo la tesis de que en el transporte masivo necesitamos introducir la energía, porque es el que más produce gases efecto invernadero. 

Frente a la financiación de las campañas, ¿cómo ve a sus competidores? 

Las maquinarias están aceitadas a fondo en los barrios y en todas partes, por lo tanto las garantías son precarias. Veo campañas que están invirtiendo millones, no más cuenten las vallas y la publicidad de algunos. Entre más parafernalia, más sospecha, porque hay que preguntarse de dónde salen los dineros que están financiando eso. 

Pero también me preocupa que nuestra ciudadanía está siendo presa de algunos líderes necesitados que por un millón o dos trabajan por votos. Colombia, Tolima e Ibagué no puede continuar en más mercantilismo y de la compra de votos, porque se confirma la tesis de que este es un estado mafioso donde quien tiene el poder quiere continuar en cuerpo ajeno y forma una pandilla de contratistas y personas de la misma estructura barrial a cambio de puestos. 

¿Qué opina de la encuesta conocida ayer? 

Como decía Álvaro Gómez Hurtado: ‘las encuestas se parecen mucho a la industria del pan, porque solo el pan adero sabe la masa y los ingredientes’. Entonces, solo quienes hicieron la encuesta saben a qué objetivo le apuntaron. De todas maneras, puedo opinar sobre esa encuesta que no hay ningún candidato que coja una enorme ventaja, considero que la muestra es muy pequeña y no es representativa, habría que mirar cómo se escogieron los barrios donde se consultaron las personas y el hecho de que hayan sido llamadas telefónicas no arroja tanta certeza como la encuesta presencial. Puede ser una fotografía de hoy, pero la política es dinámica. 

Publicada por
EL NUEVO DÍA